domingo, 22 de agosto de 2010

Si...




















 Si de la vida tomásemos su ahínco,
si tú tu fe perdida y yo mi loca fe
y los dos la ciega fe en nosotros mismos.
Si de tu centro brotase un solo lamento
y de mi centro un mar donde mecerlo
donde hacerle caricias con la espuma,
verdor con las algas, remanso con las olas,
diluvio con mis ojos clavados en su negro perecer.
... Sería solamente un naufrago lamento,
perdido en la sed del mundo,
en la tempestad del viento se alzaría,
sería para las nubes algarabía de siglos de lamentos,
ya sin temor de nosotros mismos,
ni de mi amor lamento volando hacia ti.

Si de los ojos, bebiésemos sus aguas,
saciásemos la sed de todo el llanto
remasen nuestras manos su quebranto
quebrásemos de amor las penas,
de beso el tiempo que se nos ha ido escapando,
de palabras la locura de ser poetas
y de poema solamente uno nos quedara
naciendo de tu boca con la mía,
haciéndose ya, algo más que poesía
sería un beso-mundo-nuevo,
donde mirar el mundo de nuestros besos.

Si de mi alma loca,
brotasen mariposas con alas poderosas,
flores sin pétalos perecederos,
pétalos de amor sincero
naciendo de la vida de tu estambre,
la flor blanca de tu estambre,
el verbo de tu hambre ya mi único verbo,
mi cuerpo tu cielo y tu destello,
mi mar tu furia de amor,
mi vientre tu grito y tu silencio,
mi manantial tu cuna niña,
mi niña, tu alma niña puesta en los ojos,
mi vida y su camino, tu vida y su camino,
el fervor del camino nuestro.

Y un Dios libertino, 
un Dios amable,
dejándonos en cueros de ropajes,
desnudos de tanto equipaje que nos ha ido sobrando,
embriagándonos día tras día con sus brebajes,
dándonos de único alimento
un filtro de amor y cielo
puesto en medio de los labios
en cada beso nuestro.

Si en mi cielo, tuviese yo tu brisa,
en mi paz tu calma, en mi pecho las cuencas de tus manos,
tus besos deshechos en lo más mojado de mis labios,
tu alma entera dentro,
tu fuego derramado entre mis piernas,
tu centro en el centro de mi origen,
tu despertar en mi nuca,
tu olor en mis sabanas de flores,
tus manos en mi espalda,
tus sueños volando libres junto a mis alas,
y mi libertad siempre azul
al lado de tu blanca aurora…

El sueño que demora,
aquel sueño que nos quiso hacer  amantes
en aquel mayo temprano,
en que yo, solo supe caerme de tus manos
y me quedé en el aire flotante de tu boca,
de mi prisa loca por beberme tus ganas de mayo
sin derretir primero el miedo a no poder vivir sin mayo.

Volvería ese sueño a nosotros
a nuestros cuerpos,
a nuestras bocas, a nuestras manos y a nuestros besos.
Volvería en agosto a hacerse fuego,
volvería en septiembre y en octubre y en noviembre,
resistiría todo el frío de diciembre, 
treparía voraz la cuesta de enero,
intrépido traspasaría los cortos días de febrero,
el ansia y el deseo por seguir amándonos
se nos despertaría también en un lecho de amor de marzo,
el agua de abril lo empaparía entero,
naciendo nuevas flores en nuestros cuerpos
para un eterno mayo regresando
de vida viva en esta vida loca,
de fantasía en la palabra
y cuentos para Eros encima de la almohada,
de única y auténtica poesía
al derrocharnos por siempre
vacíos del mundo y de sus causas
con toda el hambre y la sed
de nuestro floreciente mayo
haciéndose temblor
y fuego en nuestros labios
y en nuestros tibios cuerpos
desnudar el deseo
de no buscar más mundo
que nuestro mundo entero.
















Ryan Adams - Desire




7 comentarios:

Edu dijo...

Quizas detras de ese deseo, ya esta todo empezando a existir.
Un Beso

Leonel dijo...

Cuantas cosas tienes que decir, Mayde, quedo prisionero de la belleza y locuacidad de tu poesía, de sus metáforas y deseos que no pierden ni ritmo ni intención. Es encantador tu mundo hecho hecho de aire y alma, como para vivirlo entero.
Besos.
Leo

carlos de la parra dijo...

Sublime como la más hermosa caricia y el más apasionado beso.
Recibe idems.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

Saludos y un abrazo.

Carmela dijo...

Ains meniña.
Precioso.
Un biquiño.

reltih dijo...

"Si..." bella poesíala tuya.
besos

Mayde Molina dijo...

Edu,
quizás ese deseo solamente se esté jugando mi propio deseo, o lo imposible de llegar a materializarse ya, más allá de este poema.

Besos, y gracias por estar aquí


Leonel,
Gracias Leo, eres un verdadero cielo. En realidad, en cierto modo, ya lo estamos viviendo: tú mi mundo y yo el tuyo, a través de esta magia que tienen las palabras para acercarnos justo ahí a la ventanita que nos lleva a contemplar la belleza del mundo de una persona, cuando al escribir nos habla de su mundo real o imaginado.
Yo estoy feliz de que así sea,querido.

Un beso

Carlos,
Gracias mil, Carlos. Besos también para ti


Antonio,
Muchas gracias, estoy contenta de que te acercases hasta aquí.
Feliz día y un fuete abrazo


Carmela,
Aiss, mi niña… eres linda tú
Montones de besos

Reltih,
Besos gordos y voladores para ti, querido Adolfo

Paloma,
Querida, aunque por misteriosas razones de don Blogger no salga tu comentario, sabes que me llego igualmente.
Besos mil y lluvia de estrellas para tu lindo corazón.