miércoles, 9 de junio de 2010

Y en su andar de puntillas...




Y en su andar de puntillas
ella ansiaba...
Que en un lienzo viviente
la vida os dibujara:
a ella mujer del aire
a ti hombre del sol

Y en su acariciar los sueños
quiso tener lo etéreo de la brisa
entre los labios
Besar el beso imaginario

Arder en tu silencio 
Caer en picado de su sueño
y ser la noche
que nunca dormía
el "quiero" que escondía
debajo de la almohada

tú:
pusiste el corazón al viento
remaste en nuevos mares
navegaste entre la calma
y el tormento
te abriste a la herida del lamento
sangrándote y sangrándola

Pero aún danzando de puntillas
ella amanece cada día
alma de aire tras las nubes
Extraña tu mirada
Camina lentamente
en tu silencio
lee tus versos
y a veces 
llora sin remedio

Porque hiciste del verbo
la misma fuerza
el mismo espejo
que ella hacía sin saberlo
El lugar donde mirarse
de ojos para adentro

3 comentarios:

Dual dijo...

Pasea por los blogs distintos y aquí estoy. Voy a dejar un saludo y te deseo un buen día
Gio '

http://remenberphoto.blogspot.com/

Jose Zúñiga dijo...

Escribiremos. Nos lamentaremos. Pero siempre en entre tus versos encontraremos bocas, manos, labios, vientres, sonrisa, sueños... que no pueden dejarse.

Laura Caro dijo...

Silencio en el aire.
El vientre gime versos
de heridas que no cierran.
Beso y viento. Sólo eso.
Olvida, Mayde, olvida.
Vuelve a extender tus alas
impresionantes y vive tus sueños.
Un abrazo grande en tu corazón grande.