viernes, 20 de agosto de 2010

Mi nombre de mujer




Sobre piel de papel hoy escribo
Mi nombre de mujer
Qué importa si de aire o si de viento
Si de fábula, o de sueño, o de lamento
Sí solamente y libremente es:
Un nombre más de mujer
Pronunciado entre mis labios
Por mi boca de mujer
Para que se lo lleve el viento
Sí tú, no lo detienes

Con mi sangre de mujer escribo
Mujer de piel y de dunas
 De luna durmiente en el rostro
O de espumas del mar
Bañándose en mi blanca piel
 O del aire la fragancia
Esencia de mujer

Mujer niña o mujer madura 
Mujer valiente o cobarde
Mujer que llora o que arde
pero siempre consecuente con su verbo de mujer 
con palabra libre en la boca y en el alma
y ojos de agua en calma
y cuerpo y formas 
de mujer

Y si hoy aún no veo tu rostro
Si hoy no alcanzo a tocarte como en un sueño
Si a cielo abierto, aún deslizándome
Soy solo para ti bruma y agua de mayo
O flor de invierno en el verano
Déjame al menos el intento
De ser mujer al completo
Y dibujarte entre mis versos
Para un mañana
En que sí sepas verme a mí
Mujer al completo

Déjame mirarme en medio de la noche
en el silencio inagotable de tus ojos infinitos
volar en el azul bendito de tus vuelos
que siendo tú hombre como eres
 no sabes emprender, sin mí
 Déjame besarte 
con ojos cerrados
y ojos abiertos
 amarrarte a lo imposible
de cualquier sueño
contarte a algún secreto 
o a algún misterio
de mujer

Yo escribo para decirte
Que solo el aire y la deriva me sostienen
Que tú jamás podrás tumbarme, jamás
Que solo existe una danza que me hechiza
Y me danza y me vuela y me retiene junto a ti
Cuando me llevas en tu piel
Danzándome

Que ya solo escribo, para decirte
Que solo soy poema para el viento
Susurro para el aire
Libertad para las manos
Que vengan a dibujarme
Tal como yo siento que soy
Cuando más soy
Como hoy me siento

Y no me digas que no, con boca de hombre cobarde
O me digas que sí, con hambre y boca de hombre hambriento
No deshagas mi paciencia o mi sonrisa con la prisa
De tu voracidad inconstante
Detente y mírame apenas por unos momentos
y bébeme con esos ojos bien abiertos:
dibújame junto a tus sueños 
compréndeme cuando despiertes
cuando soy como soy 
cuando más mujer estoy siendo
para que tú siempre sepas
por qué me gusta tanto 
ser una mujer

No tientes la suerte del destino
No desandes los pasos que has andado ni el camino
No te creas la fuerza loca
A la que yo amarre mi boca
Cualquier noche en el letargo
De ser un fugaz romance
Para tus cuentas
del calendario

Escucha la voz del trueno
Tronándote entero dentro del  pecho
Encuentra la paz de ese tu Dios sin religión
Enfréntate a tu tormenta milenaria 
Qué lluevan aguas de amor
Duérmete mil siglos si hace falta
Y luego despierta y arde y tiembla, levanta
 Demúdate de este mundo
Frente a mis ojos de mujer


Y entonces ven, habla, acércate
Laméntate sobre mis senos
Con todo el lamento que aún contengas
Enciende mi corazón por dentro
Con todo el fuego que aún corra por tus venas
Sacia mi piel verdadera, con besos de aire,
De agua, de primavera eterna
Instálate aquí, junto a mi alma 
Hazme un hueco en la tuya
A mí, mujer entera
Y escúchame allí la voz, mi voz
Háblame de tu hombre nuevo
Susúrrame junto al oído
Palabras que no sean solamente de amor
Y entonces, solo entonces:
 Reinvéntame, moldéame, vuelve a crearme
a mí también

 Destiérrame al paraíso de tus labios 
o de tu carne
Y con tu hambre de hombre, 
tal como ahora eres
Danza y vuela junto a mi vientre
y hechízate por completo
 con mi nombre
de mujer

”mujer de aire”



7 comentarios:

*Mar de Pasiones* dijo...

Hola Mayde, que precioso poema ha brotado hoy de tu corazón! todos son bellos pero este en especial wooooow!
si que me identificó....


Fuerte abrazo muñeca!

Jose Zúñiga dijo...

Veo aquí dos poemas distintos: en la primera parte (o poema) afirmas con orgullo tu condición de mujer, tu propio yo hacia al mundo y especialmente hacia el otro.

El poema da un giro en los versos:

"Yo escribo para decirte
Que solo el aire y la deriva me sostienen
Que tú jamás podrás tumbarme".

Y adquiere un tono de desafiante más que orgulloso, pelín furioso.

Bellos versos en todo caso.
Bss

Leonel dijo...

Tu nombre vuela, mujer de viento, me abraza con la brisa que susurra tus versos.
Encantado de leerte Mayde-
Besos.
Leo.
PS. No me había percatado que te gusta una escritora cubana que yo adoro, Zoe Valdés. ;)

Edu dijo...

Con corazon y paso de mujer...porque la mujer no nace se hace...y porque la poesia si tuviera genero seria Mujer.
Un Beso

Mayde Molina dijo...

Mar, muchas gracias
Me alegro muchísimo de que te gustase este poema que es, básicamente, para nosotras, las mujeres pasión y fuerza viva.
Besos, querida.


Jose, casi siempre acabas enseñándome cosas que yo misma no aprecio o no sé ver muy bien.
No quería mostrarme desafiante, sí orgullosa de ser mujer, con fuerza viva de mujer. Tal vez, ahora que pude grabarlo, te parezca menos pelín furioso con la voz, que con leyendo los versos.
Gracias de nuevo, por estar aquí.
Un beso y un fuerte abrazo, pronto en vivo en Alcalá!


Leo, mil gracias.
Sí, me gusta mucho Zoe y también me gusta mucho Lucrecia. Como habrás visto, también puse su página de enlace. A ella sí tuve la oportunidad de conocerla de bien cerquita. Admiro muchísimo la tremenda fuerza de la mujer cubana.

Desde aquí te mando más abrazos de brisa y un beso de aire.
Feliz día, Leo


Muchas gracias Edu, es un placer tenerte aquí.
Tienes razón; la mujer nace niña y es ella misma y la vida la que la hacen mujer.
Yo creo que es una suerte, que la poesía no tenga género, porque así podemos disfrutarla en voz de hombre y de mujer, y cada uno con su fuerza y sentimiento puesto en ella.

Besos

Paloma Corrales dijo...

Una catarata de sentimientos se desliza por estos versos, y mojan, Mayde, mojan como el viento.

Besos, tropecientos.

Mayde Molina dijo...

Paloma,
vaya querida, sorry, ahora me di cuenta que tu comentario, quedó aquí en esta entrada y no en la otra que yo pensaba.

Gracias miles y perdóname, que últimamente ando con alto grado de despiste encima...
Besazo gordo, gordo