viernes, 14 de enero de 2011

Recuérdale a mi boca


























Caliéntame a tu sombra.
Recuérdale a mi boca que es gitana
Que yo no tengo alas, ni joyas,
ni medias de seda
en un cajón al lado de la cama
Ni un solo abecedario
que no conduzca
al deletreo secreto
de tu nombre

Bésame los ojos
Lámeme
Susúrrame las ganas de batalla
No de amor del bueno, ni del malo, ni del mediocre
Tan sólo amor del desabroche y súbete a mi noche y luego calla

No digas nada
No me digas que soy la mujer que buscabas
Desármame sin más reproche
Amárrate a mi boca
Cállame
Agótame
En un sin descanso y sin palabras
Y luego bájate de tu nube...
Mírame…
Contémplame al desnudo
y al detalle
Cuéntame...
Cuántos lunares llevo aún puestos
y cuántos se han quedado
prendidos a tu cuerpo

(yo, Sabana 
o amor Sabana)

7 comentarios:

Horacio Holiveira dijo...

Las estrellas deben de ser eso lunares que se te caen del cuerpo...

angelcifu dijo...

lindo, tan solo de leerelo me llevo prendidos unos cuantos lunares...

Jose Zúñiga dijo...

En efecto, tanta entrega tiene que ser pecado. Pero que ssiga contando para que tú nos lo cuentes.

eloy dijo...

¡Cómo no rendirse a tus imperativos!
Me quedo con _Sólo amor del desabroche y subete a mi noche y luego calla-. Me gustan las cosas claras y aquí las dices así, sin irte por las ramas
Fantásticos los 3 versos finales, Mayde,bueno, todo el poema es fantástico, Mayde.

Muchos besos y feliz fin de semana (repleto de imperativos obedecidos)

Terly dijo...

Cuanta pasión, querida Mayde, y qué apasionada... magma interior de un volcán enfurecido. Me encanta.
Besos.

Carmela dijo...

La pasión hecha letra.
Precioso Mayde.
Muchos bicos y perdona estos días, estoy que no puedo, pero os leo.

Abuela Ciber dijo...

Que hermoso, prendidos en estrellas!!!!!

Te deseo que esta semana tus días se vean poblados de buenos momentos.

Cariños
.
.
Solidaridad:
Ayudar y poner tus capacidades al servicio de los demás. La solidaridad se practica sin distinción de credo, sexo, raza, nacionalidad o afiliación política. La finalidad sólo puede ser el ser humano necesitado. Solidaridad es la cualidad de continuar unido con otros en creencias, acciones y apoyo mutuo, aún y sobre todo, en tiempos difíciles.