martes, 4 de enero de 2011

Como quien no...








Hay algo en este lamento

que se parece a una taza de café instantáneo.
Resbala lento por mi garganta
no llega a despejarme,
ni siquiera me despereza esta tristeza,
se enreda con mis tripas y la primera luz
que cabecea la vida de un nuevo día.

Abro dormida los ojos;
me lo he bebido todo, sorbo a sorbo.
Me sabe la boca amarga
pero sonrío, 
mientras empiezo a recordar mi dulce sueño contigo.
El mundo sigue en un letargo suspendido,
sólo el reloj derrama eterna su cadencia.
La tierra continúa dando vueltas;
aquí ya son las seis y media
en la otra cara,
acaba de asomar
la media noche a tu ventana.

Yo despierto,  tú empiezas a dormirte
Regreso un día más a este descamino
Sabiendo que estás pero que aún no has venido
Que volverás a regresar, como quien no
en la primera taza de café instantáneo
que tome por la mañana.

Me meto bajo la ducha,
me siento más valiente.
Digiero la tristeza y tu distancia.
_Estás_ me digo
Y eso es lo que importa
Estás a amor de aire
viviendo nuevamente en cada poro de mi piel.

Estás aún allí, como quien no…

Como quien no se mira desnudo en mis pupilas
Bebiendo mis suspiros
A cinco mil kilómetros.

Como quien no se mira en mis mañanas
mientras duerme sus noches en la esperanza
de que un día,
la vida volverá otra vez a ser sencilla:
como tu magia
y mi sonrisa juntas.
Y este amor nuestro de aire:
amor de carne.

Como aquel mes tan lejano de septiembre
que nos dejó calados beso tras beso
quedándose prendido a nuestro ser.
Amor, vivido en piel de tal manera
que ya nunca 
supimos descoserlo de ella.

“mujer de aire”

























4 comentarios:

angelcifu dijo...

La memoria de la piel no es una memoria pasajera, es recuerdo que se acomoda en el alma y se tatúa
con tal eficacia que no hay cirugía
capaz de de erosionarla.
Todos esperamos que ese aire vaya acariciando cuerpo..

Oro e incienso a raudales para que
no se pierda la realeza ni el canto a las divinidades.

(Melchor y Gaspar)

RELTIH dijo...

ME ENTRISTECÍ...

Mistral dijo...

Imposible no emocionarse!!
Saludos Mayde

Carmela dijo...

Memoria de piel, memoria de alma...
bicos Mayte