domingo, 2 de enero de 2011

Y ahora que empieza un nuevo año...







Y ahora que empieza un nuevo año, que no me gusta hacer inventario del pasado, sólo quiero contarte, dejar aquí escrito;  que no hay caducidad en este sueño. Que mucho antes se habrá gastado el mundo, o habrá surgido aquella isla que tú me contaste, en medio del océano.
Que seremos ese  olor , ese viento o  recuerdo, retales de nuestro pensamiento, almas de aire, viajeros, fugacidades, alas de mariposa. Tantas vidas, quien sabe cuantas van, redimidas y todas en la misma; todas dormidos en la misma, toda esta en una para hallarnos sin lugar, sin llegar al mismo tiempo al vendaval de los brazos, siendo el mismo cauce y el mismo vendaval.
Tú lo sabes, que yo no tengo más que estas dos alas y el corazón cobarde de haberte amado a lo valiente.
Qué intrépida era; mi amor a toda vela, mis 36, cruzando el charco para verte, para caerme en tus manos y ser de tí ...

No me digas que no acudo a la vida cada vez que me llama,  que no dilaté mis pupilas en tu hoguera, que no te amé cierto y verdadero, por encima de lo que tu mundo nos dejó.
Que no te respiré, desperteneciéndome a cada instante y cada vez, que no dancé desnuda  en tu vaivén y que ahora… No me digas que ahora, no estoy cerrando los ojos cuando reconozco: que te pareces a mi piel de arena y a esa madera que si la quebrara en dos, te podría dejar leer en mis anillos de árbol caído, todas las partes de mí misma, mucho mejor que en las líneas de mi mano. Todas las veces que he llorado, que han venido a amarme en vano, que no me ha traspasado del todo la candela, porque he seguido siendo aire y raíz de ti.
No me digas que no soy yo esta misma, la chica más valiente, la más brava, la que escribe su vida apasionada, la del amor de niña y de manzanas.
No digas que no estoy como tú, tantas veces flotando aquí arriba, mirando el desierto debajo de los pies.


Me dejas un mensaje y un abrazo sin beso, me bebo cada lágrima que tú no derramaste y ya tengo toda el agua para llorar, cuando yo quiera, por no saber quebrar la cuerda.

Por qué me buscas sin llamarme a la marea, al otro lado del mundo… Por qué me buscas y no encuentro tu voz al otro lado del teléfono temblándome. Imagínate, así, con aquella voz dócil, cómo tú me lo decías… “Imagináte, vida”.

 Imagínate ahora la mía; abriendo el eslabón de tus cadenas, llamando libertad a tu nombre sin sal y alas mías a las de tu esperanza y a las de tu despertar viajando hacia mi tiempo.
Si no fuese por ti,  jamás hubiese aprendido a buscar mi viento en las palabras o mi propio corazón en la selva indómita del tuyo.

Yo también te deseo todo lo bueno en esto que te escribo y no voy a enviarte. Que sea el aire el que lo vuelque delante de tus ojos si hace falta, que sea el aire el que vuelva a recordarte, que tú también lo sientas; que a veces duele la piel de estar de paso en otras venas, que la vida se evapora y un día ya no podremos pintar esa casita de madera que tú querías, sostenida sobre la cima de cualquier montaña de esta tierra. Y seguiremos volando a la memoria del primer beso, seremos viejos, seremos niños del primer beso, llorando las ausencias sin dientes.

Te pareces a mi piel de aurora tan destemplada y tan fría, tan boreal y tan lejana, cuando amanece.  
Y hoy que no podía dormir los sueños,  que ya no te necesitaba, ni podía perdonarte haberme olvidado en otros besos y en otros brazos, te he vuelo a pensar aquí; justo en esta tierra que aún no has pisado, en esta casa que aún no has visto, en este habitar en miviviendóte, en mi desnudo blanco en tuviviéndome, en los lirios fragmentados del océano, en la ternura del beso y del silencio de nuestro mundo entre las manos, desordenando cada vértice de nuestro cuerpo. 

"mujer de aire"       

6 comentarios:

Horacio Holiveira dijo...

Guau. Qué gráfico se hace todo al encontrar un blog y un texto con tanto tanto sentimiento. Me ha gustado mucho.
Me quedo con esta frase:
"Imagínate, así, con aquella voz dulce, cómo tú me lo decías… “Imagináte, vida”."

Un saludo

angelcifu dijo...

Precioso, como dijo Neruda:
cumples con tu oficio...
habrá que llenar de pan las tinieblas y fundar otra vez la esperanza.

Mucho ánimo a ese corazón cobarde
de haber amado en lo valiente...
no debemos esperar que sea entendido nuestro amor,
se ama sin ninguna explicación.

Amelia Díaz dijo...

Ay, mi niña...me has dejado medio volando en tu aire, soñando tu sueño y despidiéndome(te) de ese amor que sí fue cobarde. Tú sí que sabes amar y escribir fuerte y valiente, preciosa.

Laura Caro dijo...

Me dejas sin palabras, Mayde.
Tanto amor no puede quedarse perdido entre la tierra y el aire, entre el fuego y el agua...
UN BESO ENORME.

Pedro F. Báez dijo...

El límite de tu idealismo no existe, Mayde. Sueñas y amas en un mismo plano de existencia. Tal vez por eso eres "de aire". Tal vez por eso flotas, como una partícula de esperanza en la luz que reta y desordena las sombras. Tal vez por eso vuelas y asciendes. Quizá por eso se eleva, incorpóreo, tu numen. Feliz 2011, Mujer de Aire. Besos y abrazos en un este frío día de enero.

Ricardo Miñana dijo...

Muchas felicidades para este año, dale vida a tus sueños y que la crisis económica pase de largo.

¡¡Feliz año 2011!!

Un abrazo.