martes, 11 de enero de 2011

Nos hace tanta falta el Sur...



"La granada" de Teresa Salvador, "Fábulas" en Flickr







Pobre Platero...
Hoy te has dormido como yo
Arando nubes en silencio
Jugando en soledad con la risa de los campos
Te he visto dando brincos, bajando desde el cerro
Acudiendo a mis sueños y no he podido evitar
Quedarme blanda pensando en nuestra infancia
De caricias y pan de pueblo

Nos hace tanta falta el Sur
Y está tan lejos...

Ha llegado el invierno y se ha dormido también en tus pupilas
¡Pero mira!...¡Qué hermosa esta granada!
Cada grano un gajo de esperanza
El sol es un recuerdo de oro líquido
El sabor dulce de los duraznos
Su jugo resbalando por los labios
La casa de mi abuela
Blanca lunita recién encalada
Y yo tumbada en la hierba
Mirando como el viento ponía sobre tus lomos
Blandas carnes de piel de nube

Ahora ya me hecho tan mayor...
Tengo las lágrimas perdidas
Y ya no puedo  ver allí los animales trotando  
Veo los rastros de aviones
Volando hacia otros horizontes
Las líneas que han dejado a su paso fugaz
Te debes haber perdido detrás de ellos
Será mi abuela, la que te esté leyendo algún cuento allá en lo alto
Para que sueñes otra vez racimos tiernos de uvas
Y recuerdes la voz del cerro ronroneándote
Las estrellas diciendo que no vamos a estar ninguno de nosotros…
Pero tú sí, tú siempre seguirás allí
Bajando del cerro hasta la viña

Nos hemos hecho viejos, Platero
Mis sueños y yo
Las horas en el patio de la higuera
Los olivos y las cartas que guardaba sin señas
porque eran para ella y no podía poner ---> "al cielo"
Las leo muchas veces aun

Me falta el Sur entero, pero me queda ese brillo 
en la mirada
Mi nostalgia se inventa un mundo en que tú vives
Ella también está conmigo
Tan madre abuela como siempre
yo se lo cuento todo...

Que mi amor está llegando
Que a veces sueño demasiado
Pero sigo siendo fuerte, risueña, 
noble como entonces
Aun ahora…
Con tantas hebras y tantos Sures por las venas 
Aquí tan lejos y sin ella

5 comentarios:

Taty Cascada dijo...

Mujer de aire, mujer de tierra, que no te hace falta el sur, porque lo tienes grabado en las venas.
Un besito.

Paloma Corrales dijo...

Qué preciosidá, Mayde.

Besos desde el sueste.

Leonel dijo...

Cuando hablas de tu abuela, tocas la sensibilidad más profunda de los seres humanos.
Un abrazo.
Leo

angelcifu dijo...

Realmente bello, conmovedor...enhorabuena, creí ver a tu abuela.

María Socorro Luis dijo...

Es precioso este poema,..
Tan tierno, tan sincero, tan dulce y tan envuelto en añoranzas...

Un abrazo y flores silvestres.