sábado, 25 de septiembre de 2010

L´home del Sol / El hombre del Sol / poema leyenda


Imagen "Tardor" de Teresa Salvador, "Fábulas" en Flickr

Ho veus?

Torna a fer-se la tardor
I la meva veu, destil·la les notes del teu silenci
I la terra, torna estar humida i preparada
Per rebre les fulles seques i els camins de la nostàlgia
I jo camino per ells, cercant brúixoles que em portin a dins d’un temps
On no tingui que pensar que et penso a cada moment
I mirar-me les mans buides i mirar-me el front i veure’l encara allà dins
A aquell sol, que em tu em vas ensenyar com posar-me a dins
Però a tu ja no  trobar-te, perquè cada cop
Que m’he apropat,  has marxat mes lluny
Torno a estar sense roba i sense pau a l’ànima
Torno a tenir la mateixa edat que el mon
Que de tant rodar i volar per ell
També tinc tristes, com tu, les ales
I un dia caminava per la sorra de la platja
I et vaig veure mirant, absort cap al sol
I tu, potser no ho recordes, però em vas dir llavors:
Amb ell li agrada que el mirin
Que gosi l’home de posar-lo dins mateix del seu cos
I jo ho he fet, i vull que tu ho facis, nina meva,
Perquè sé que el Sol s’ha de portar a dins
A dins de la nostre sang i així la sang es faci el foc que ens rauxi en els poemes
Que encara ens hem d’escriure, cada cop que no estiguem a prop l’un de l’altre.
I si tu trobes que el Sol s´hi troba tan bé a dins teu, amor,
No el deixis ja que fugi mai mes de tu
Perquè hi han molts homes que el perden i moren una mica sense adonar-se
Tu porta´l sempre al cor o darrera del teu front i així quan jo estigui perdut
Pugui tornar a trobar-me i a trobar-te
I jo també me’l deixaré posat al cor i al front
I així quan siguis tu la que estiguis perduda i tinguis por
Sàpigues que el meu Sol estarà esperant-te
Per fondre’s amb la llum del teu
Aquell dia, abans de que arribéssim
Els temps que ens silenciaran duran tant i tant de temps
L’home del Sol m’havia besat apassionadament els llavis
I jo ja mai havia pogut oblidar-me d´aquell bes
Ni de  la joia dels nostres Sols nus
Estimant-se
I he escrit molt, he escrit molt des de llavors, ho juro...
I ara que arriba la nova tardor,
Sento que tinc adormit a dins meu el Sol i l´esperança
I ja no estic prou segura que en quedi suficient foc a la sang
Com per seguir deixant-me el cor amb les paraules
Mentre segueixo perduda, buscant-lo a ell pel mon

“dona d´aire”









El hombre del Sol

¿Lo ves?
Vuelve a llegar el otoño
Y mi voz, destila las notas de tu silencio
Y la tierra vuelve a estar húmeda y preparada
Para recibir las hojas secas y los caminos de la nostalgia
Y yo camino por ellos,  buscando brújulas que me lleven hacia  un tiempo
Donde no tenga que pensar que te pienso a cada momento
Y mirarme las manos vacías y mirarme la frente y verlo aún allí prendido
A aquel sol, que tú me enseñaste cómo ponerme dentro
Pero a ti ya no encontrarte, porque cada vez
Que me he acercado, tú te has ido yendo más lejos
Vuelvo a estar sin ropa y sin paz en el alma
Vuelvo a tener la misma edad que el mundo
Que de tanto rodar y volar por él
También tengo como tú
Tristes las alas
Y un día, caminaba por la arena de aquella playa
Y te vi mirando, absorto, hacia el sol
Y tú, tal vez no lo recuerdas, pero me dijiste:
A él le gusta que lo miren, que goce el hombre
De ponerlo dentro mismo de su cuerpo
Y yo lo he hecho, y quiero que tú lo hagas, niña mía
Porque sé que el Sol se debe llevar por dentro
Dentro de nuestra sangre y así la sangre sea el fuego
Que nos rebose en los poemas
Que aún tenemos que escribirnos,
Cada vez que no estemos cerca el uno del otro.
Y si tú sientes que el Sol se encuentra tan a gusto dentro de ti, amor
No permitas nunca que se vaya
Porque hay muchos hombres que lo pierden
Y mueren un poco sin darse cuenta.
Tú llévalo siempre en el corazón y tras tu frente
Y así cuando yo esté perdido y no me encuentre
Pueda volver a encontrarme y a encontrarte.
Yo también me lo dejaré dentro del corazón y en la frente
Para que así cuando seas tú la que esté perdida y tenga miedo
Sepas que mi Sol estará esperándote
Para fundirse con la luz del tuyo
Aquel día, antes de que llegasen los tiempos
En que nos silenciáramos durante tantísimo tiempo
El hombre del sol me había besado apasionadamente en los labios
Y yo ya nunca pude olvidarme de aquel beso
Ni del placer infinito de nuestros Soles desnudos
Amándose
Y he escrito mucho, lo juro que he escrito mucho desde entonces
Y ahora que llega de nuevo el otoño,
Siento que se me ha quedado dormido dentro el Sol y la esperanza
Y ya no estoy bastante segura de que me quede suficiente fuego en la sangre
Como para seguir dejándome el corazón en las palabras
Mientras sigo perdida, buscándole por el mundo

“mujer de aire”

Zbigniew Preisner soundtrack 


 Dekalog V/ Kieslowski


13 comentarios:

ufff43 dijo...

Uff Mayde montones de besicos para ti

Jose Zúñiga dijo...

Un canto al sol, un canto al hombre, un canto a la vida. Y un canto al amor. Y muy bien cantado (y contado, ya que lo titulas cuento)

Paloma Corrales dijo...

Yo no estoy tan segura que sea un canto a la vida y al amor, más bien me ha estremecido la tristeza con la que lo cuentas. Encontrarás la sangre para verterla en las palabras porque la poesía te ha tocado, yeso, niña, eso sí que no tiene remedio. Lo otro, se cura, créeme, es cuestión de actitud.

Es tan bello como trsite, se me empañaron los ojos.


Besos, muchos.

Ps. el retrato genial, ya se lo he dicho a Luisa ;-)

Noray dijo...

Inmensamente lírico y a la vez colmado de tristeza. Es una preciosidad.

Es seguro que, a pesar de los pesares, continuarás encontrando a cada instante ese Sol que te empuje a dejar tu corazón en cada una de tus palabras.


Un beso.

Leonel dijo...

Coincido con Paloma, siento tanta melancolía en tus versos y al mismo tiempo lo dices con tanta belleza que pasa casi inadvertida.

Despierta ese sol, querida amiga, no dejes que continúe a dormir. Despiértalo y haz que caliente nuevamente tu sangre, sin temor, es el único modo que el corazón continúe a latir y reencuentre la brújula del tiempo.


Ese retrato de que te ha hecho Luisa, es un encanto, ahora mismo voy a decirlo a ella.
Un beso grande para ti.

reltih dijo...

...lleno de mucha nostalgia.
besos

TORO SALVAJE dijo...

Jo.
Que bonito.
Leerte es garantía de vibrar.
Me ha gustado mucho.

Besos.

artadi dijo...

en primavera no hay dudas,
y en verano...
no hay tiempo de dudar,
pero el otoño...
el otoño es pensar,
y dejar que la palabra,
pueda el corazón quemar,
para qué guardarnos nada,
si el sol nos ha de buscar,
desnuda la piel del cuerpo,
y el alma...
el alma vestida de paz.

un saludo.

Mayde Molina dijo...

LUISA
Gracias linda, besicos para ti también!!

JOSE
Gracias Jose, ahora que os respondo después de leer los coments de cada uno y que soy consciente de lo triste que es la historia, también pienso que como tú que puede ser canto, porque también hay cantos tristes, y yo lo pensé así como un canto o cuento melancólico al amor y al hombre y a la sensación de perder el sol dentro, al perder ese amor.

Besos


PALOMA
Gracias, querida.
Como le contaba a Jose, yo si que quise que fuera al escribirlo como un canto-cuento a ese amor que un día se nos escapa, y luego nos regresa la melancolía y lo seguimos buscando, para cantarle o llorarle en el recuerdo.

A mi también me ha dejado fascinada el retrato de Luisa. Tenemos suerte de que ella nos vea así ;)

Besos mil!


NORAY
Muchas gracias, Noray
Tienes razón, seguro que sí, que voy a seguir encontrándolo a ese Sol que me abra camino y que me empuje.

Un beso


LEO
Gracias Leo, debo pensar este otoño un nuevo canto, que me despierte el Sol.
Tienes mucha razón, también en lo del retrato, como tu dices es un encanto y ella más aún.

Un beso, Leo y feliz día


ADOLFO
Gracias Adolfo, a veces la nostalgia nos inunda al llegar el otoño, y a veces pienso, que tal vez sea bueno que venga, para dejarla ir en paz al escribirla…

Besos para ti


TORO
Gracias Xavi,
Me alegro de que te gustara, yo también vibro cantidad de veces con lo que escribes tú.

Besos

ARTADI
Qué hermoso lo que escribiste Artadi!, muchísimas gracias y bienvenido.
A mí también me ha gustado mucho visitarte ;)

Un abrazo

poetapijo dijo...

El sol es vida,
la luna poesía.
Cuando entras en el sol con tu poema, estás viviendo a través de la poesía...sin necesidad de mencionar a la luna.

Un beso

Mayde Molina dijo...

LUIS RICARDO
todo puede ser poesía, el sol y la luna y la vida misma bajo el sol y la luna enardecida,

Un beso y gracias por venir ;)

Sensaciones dijo...

estremecedor...me ha gustado pasear por tu aire...mujer!

Un beso!!

Mayde Molina dijo...

SENSACIONES,
Muchas gracias a ti, por acercarte
Besos!