viernes, 7 de enero de 2011

Jardín de palos








Jardín de palos
No vengas a desordenar mis cuatro nortes
Yo duermo a las laderas del viento
Tumbo robles cuando quiero
Expando las semillas de las flores

En una mano sostengo la esfera de la Tierra
En otra Marte
Mi boca sabe más de amor que Venus
Mis ojos ya te han gastado
Y ahora más que un hombre
Eres un jardín de invierno
Luciendo cuatro palos

Dos brazos
Dos piernas
Una cabeza erguida a voluntad del ego
Un corazón quebrándose a destiempo

Q u e b r á n d o s e   s i n   c a s a   n i   l u g a r

Ponemos la balanza a cero
Y pesa mucho más que tus diez mil te quieros
Mi todo por amor en este mundo
Y sólo soy una mujer
Que aunque jure estar viviendo en el aire:
Digo lo que siento, escribo lo que siento
Palpo la vida con mis dedos
Tengo un roble inquebrantable al que me abrazo
al otro lado del océano
Esculpo firmamentos
en medio del caos

Y tú,
¿ a dónde vas sin norte
mujeriego?
Boca bala, boca jarra, boca fuego
Adán enmancillado
Luciendo por el mundo tus pecados 

"mujer de aire"

6 comentarios:

angelcifu dijo...

Tus ojos ya le han gastado,
los míos de tanto escudriñar...
se evaporaron.

Buenas noches y Felices Sueños

Amelia Díaz dijo...

Madre mía, mi niña, qué CUATRO PALOS
le has dado!!!

Y qué bien lo has contado. Me ha gustado mucho, trilli guapa.

Besosssssssssssssss

Anónimo dijo...

Cachis, qué pena que no te haga caso. El desamor es duro. ¿Hombre sin casa, mujeriego, o son datos que imagina el poema? En cualquier caso, ya llegará uno que te quiera. O no.

Mayde Molina dijo...

A anónimo
no dije hombre sin casa, dije corazón sin casa. Hay hombres que sí tienen casa, aunque su corazón no la tenga por que de tanto en tanto necesita despertar en una diferente. Eso en mi tierra sí era ser un poco mujeriego... O no?

Gracias por venir, un saludo cariñoso para ti ;)

Taty Cascada dijo...

Mayte:
Le has pegado no cuatro palos, si no que mínimo ocho...Los mujeriegos nacen y mueren doblados, imposible enderezarlos.
Un beso querida amiga.

Mistral dijo...

Mi más cordial saludo
Un placer leerte Mayde