viernes, 15 de noviembre de 2013

Si un poeta se enamora de ti...


Si un poeta se enamora de ti…
Tendrás que acostumbrarte a su torpeza
A su particular manera de transgredirlo todo
A su hermosa tristeza tras los ojos
A sus mil y un recodos, a sus cien averías,
a sus cantos, sus esquinas, a su inocencia herida 
A su boca de bala…
A su niño interior, a su niño por fuera,
a sus cien mil infantes bailando con la vida
Tendrás que convivir con la utopía,
que se siente a tu mesa y se beba tu vino,
que se oville en tu cama hasta el amanecer
que desnude tu celo y se enrede en tu ser

Si un poeta te ama…
Tendrás que acostumbrarte a que te lleve en su verso
A la daga y el fuego en la palabra,
a la tierra minada de sus sueños,
al puto resplandor de su mirada,
al ciervo mestizo que recorre su sangre,
a sus manos de rama,
a su beso endiablado, a sus huesos de blanda esperanza,
a su cielo clemátide, a que vuele y se alce y te abandone un poco
A que regrese roto, a que quiera salvarte del mundo,
a que quiera salvarte de él
A que duerma en tu piel
y se escriba en tu sueño otra historia, otro nombre, otra aurora
Si un poeta se enamora de ti…
Tendrás que armarte de paciencia,
creer de nuevo en la belleza, en el vuelco, en los sueños de aire
Morir en la derrota humana
Tendrás que levantarte una mañana
Y preguntarte al leerlo: ¿Este soy yo? ¿Así es como me ama?
Y querrás que te borre en lo escrito, 
o querrás que te nombre
y  te lleve a un camino donde seas motivo y leyenda 
que hilvane su boca proscrita
Si un poeta se enamora de ti,
entonces, estarás perdido…
Tendrás que contagiarte de su mala cabeza,
beberte su locura, sorbo tras sorbo,
amar como los ciegos su roja libertad,
vivir en la palabra y saber que no has de morir nunca,
porque si un poeta te ama de verdad…

Tendrás que acostumbrarte
a ser poema

“Mujer de aire”

2 comentarios:

carmen jiménez dijo...

Hay poemas tan hondos, tan certeros,tan auténticos, tan magistrales que no necesitan de comentario alguno para estar vivos. Basta con leerlos y sentir cada verso como propio.
Cuánta falta hacía tu poesía!!
Un beso de poeta a poeta.

© José A. Socorro-Noray dijo...

Llegar a ser un poema debe ser lo más. ¡Claro que para eso se necesita un poeta! Feliz por el reencuentro. Un beso.