lunes, 12 de julio de 2010

Amapolas al cielo

"Soledad alegre", de Manuel Ramos Sánchez 
Amapolas al cielo

Cuando los sueños son tan grandes
que no caben en más materia 
que la del aire…
viven entre cien nubes 
danzándose 
cual aves libres

Y por encima 
de nuestros soñantes versos
se mecen cual amapolas al viento…
Son sueños de puro rojo y pétalo
de puro verso encendido
de puro aire avivando el fuego
naciendo sueño del alma
y verso vivo en el cuerpo
que los sueña

Son sueños de puro fuego
prendiendo el cielo de amor
Por eso existen las estrellas rojas
Son los sueños de un poeta
los que ni siquiera escribe
los que sólo funde en su fuego
con el azul del cosmos

Yo tengo un sueño encendido
que se parece a ti
al color del tuyo soñándolo
al color de esa amapola
que está en los campos
al fuego de mi sangre
y al volcán de lava
de tus besos

Yo tengo un sueño...
 un sueño...
de aire encendido...
prendido al cielo 
y al cuerpo de una estrella

Que es como la luz de ella
y está en el infinito toda roja
mirando como nos soñamos
sin ser aún el sueño
ni la amapola
ni el beso 
"mujer de aire"
"Capote", de José Hernández MorenoAmapola
Juan Luís Guerra

8 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Que hermoso poema.
Tu sueño engarzado en versos.
Extraordinario.

Besos y aplauso.

Jose Zúñiga dijo...

Esos sueños que ni siquiera están en la cabeza. Los que no escriben los poetas. Un esbozo de sueño sutil, tan rojo.

Laura Caro dijo...

Esos sueños tan grandes son los que hay que perseguir. Y cambiar al rojo, que es el color de la sangre y de la pasión.
Un beso enorme.

Mistral dijo...

"Por eso existen las estrellas rojas
Son los sueños de un poeta
los que ni siquiera escribe
los que sólo funde en su fuego
con el azul del cosmos"

Leer un poema así sobre sueños, es a la vez, soñar.

Un placer

Paloma Corrales dijo...

Me gustan los sueños que están por encima de los sueños y me gusta el rojo.

Besazo.

Noray dijo...

Yo también tengo un sueño de aire.


¡Qué belleza de poema! El título Amapolas al cielo es una preciosidad y la canción de Juan Luis Guerra una delicia (ya la tengo en unos de mis blogs)


Es un inmenso placer poder leerte. Gracias por ello.


Un fuerte abrazo.

reltih dijo...

excelentísimo sueño
el tuyo.

Amapola Azzul dijo...

Precioso.