miércoles, 28 de abril de 2010

Adverbios de tiempo



Yo era antaño, de las “del casi”… de las de casi no llego a fin de mes, de las de casi me dejo la piel en el intento, de las de casi no tengo tiempo para soñar.


Era de las del “tal vez”, tal vez luego, o después… o mañana, tal vez.


Era de las del “aún”, aún no lo sé, todavía no estoy segura.


Era de las del “ayer”, ayer estuve pensando en ti, todavía pienso en ti. Constantemente pienso en ti.


También era de las “del nunca”…. nunca probaré esto, nunca te diré aquello, nunca dejaremos de querernos, nunca moriré de amor…


Y tampoco nunca hubiese sido yo, la que diera el primer beso, o la que se fuera contigo la primera noche, la que dijera por primera vez: te echo de menos o te quiero.


Un día vi, como dejábamos de querernos, como nos decíamos todas aquellas cosas que no debimos decirnos nunca, como me dormía yo por dentro, me moría por dentro, hasta que un día llegaban las nuevas esperanzas, la nueva vida recorriéndome y entonces paladeé en mi boca las cosas que antes dije: nunca…nunca probaré, y vi como era yo la que empezaba a dar los primeros nuevos besos.


Ahora soy de las que ya no dicen nunca, de a las que ya no le quedan casis en la memoria, de las que ya no llevan reloj en la muñeca, a pesar de llegar tarde a alguna cita importante.


Ahora soy de las que buscan sueños en el aire para dejar de contar las horas, para no secarse en la espera, mientras golpea fuerte el viento, para sostenerse, para creer, para no decir más nunca… nunca existirá, nunca será verdad, nunca podré verlo.


Ahora soy de las de dame aire, que necesito aire para volar cuando todos duerman. Dame agua, que necesito agua para verter mi sangre cuando sufra. Dame tierra que quiero arena bajo mis pies, senderos en mis bosques por los que andar descalza y mar frente a mis ojos.


Y siempre dame aire, dame aliento, aire y fuego para arder el día que me falte la cordura. Dame fuego, dame fuego en las entrañas y escribe versos sobre mi piel bajo la aurora…


Pronto cumpliré de nuevo años, hago memoria en silencio. Me detengo en el recuerdo, en las palabras que me han hecho pensar en todo esto... en los adverbios del tiempo, en el amor huido, en el amor que sé que regresará.


Y caminando, como he caminado , día tras día, por cada adverbio… ahora ya, tal vez, sólo tal vez… tenga más suerte que nunca, más esperanza que antes, porque ahora soy de las del hoy, de las de ya, de las del ahora, de las del siempre.


De las de siempre volveré a decir te quiero.


Y dame aire, dame aire, sólo aire

y noches donde seguir volando el sueño mientras duermes…

Dame calma, caricia, viento, mar, alas,

dame paz y libertad,

que libre fui por ser de aire, por ser cómo el aire,

y por ser siempre

piel viva dame fuego.

Dame fuego, dame agua,

dame agua clara,

y un señuelo para encontrarte mañana.


Lucíabluesindreams


Adverbios de tiempo: ahora, antaño, antes, aún, ayer, cuando, constantemente, después, enseguida, hogaño, hoy, luego, mientras, mañana, nunca, recién, recientemente, temprano, todavía, ya.







Imágenes "lluvia evocadora" y "que no me falte el azul" de Teresa Salvador: "Fábulas" en flickr

http://www.flickr.com/photos/teresafabulas/4002461978/in/set-72157601392393296/ http://www.flickr.com/photos/teresafabulas/3660201421/in/set-72157602584220883/



2 comentarios:

reltih dijo...

excelente tu tema.
un abrazo

Teresa Fábulas dijo...

...ahora, hoy... te leo y en este instante me emociono... hoy que llueve y puedo permitirme un breve paseo por el tiempo.
Besos y que tengas una feliz semana