lunes, 24 de mayo de 2010

Yo también soy poeta



















Tú:
tú sólo eres un vampiro de poetisas,
un corazón ausente y cobarde,
un viento sin horizonte y un fuego sin aire,
un laberinto de Adanes insatisfechos,
un volcán de sed derramada
con hambre de besos y de quereres
y no te calan y no te demudan
y no eres capaz de quedarte en cueros
porque sólo eres
un huracán de faldas alboratadas,
un nido de ayeres sin lágrimas
que en tus ojos se pierdan y te lloren,
un chupóptero de néctares deliciosos
y de esperanzas
una espada sin acero que hierva y se hunda
en la entraña más honda
y un vendedor de sueños blandos
y un alma rota y solitaria,
y un niño egóico jugando con el amor
sin dejar que el amor te juegue,
y un sin don de la elegancia,
y un sin nada entre las manos,
y un sin nadie en la noche
y un sin alma y sin verdad y sin causa
y un sin dios y un sin canto
y un sin te quiero

Y tú,
tú que dices que yo,
que yo, no soy poeta
que yo sólo soy la niña
y el sueño para el aire,
que yo sólo dibujo mis mundos
sin alcanzarlos,
te digo que te equivocas en casi todo,
y que sí, que soy la niña
pero también soy la mujer que tiembla
y que vive lo que escribe
que sí que soy poeta,
soy tan poeta cómo tú seas,
y soy más poeta que libertaria
y soy más verdad
y más transparencia bajo la aurora
porque yo, que soy mujer de aire,
mujer sí, de aire, pero poeta de sangre:

vuelo y danzo
y escribo francas mis verdades
y rojos mis lamentos
y siento y vivo
y nutro el sueño de los niños
cuando despierto
y no silencio el querer aunque luego llore
y no me como el amor a cachos
ni me lo bebo a sorbos de incertidumbre
porque yo sangro y siento y aprendo a amar
y me quiebro
mientras tú…

tú sólo escribes los versos que te anden
los versos que te luzcan
entre la arena de los dedos,
los versos que casi te contenten
aunque aún no te vivan
los versos que te nombren
aunque a ti no te sientan el poeta
sino el hombre que se hace de humo

¿Y tú? ¿tú dices que
yo sólo soy mujer y alma de aire?
te lo repito, te equivocas en casi todo:
yo también soy poeta
pero sangro y me alimento con mis lágrimas
y mañana cuando amanezca
estaré en otro mundo
rozando un nuevo sueño
sin ti, sin dios
y sin nadie
y tú no podrás
ni sabrás amarme
a mi que soy la poeta
y la mujer del aire



10 comentarios:

Laura Caro dijo...

¡ Vaya !
Pues sí que te fue mal en Madrid. Los falsos poetas egocéntricos que se creen dioses y buscan fieles que los adoren sólo son eso: falsos poetas que se creen poetas, pero que no saben reconocer la poesía, porque, mi niña: " Poesía eres tú" ( Seguro que Bécquer te imagino a ti cuando escribió eso) y el que no lo vea está ciego.

Mayde Molina dijo...

Sí Laura, los poetas esos egóicos de los que hablamos, se creen dioses en esta tierra y ni siquiera son hombres, sólo son sed de hombre y niño hambriento. Jooo, que cosas me dices! con lo que a mi me encantan Bécquer ese si era un dios poeta. Un beso, linda

mis largos pies dijo...

Me encanta Mayde, te descubro y me quedo contigo (bueno, si te parece bien).

Mayde Molina dijo...

Claro que puedes quedarte, mis largos pies yo también te sigo a ti y me encantas

Gabriel Bevilaqua dijo...

Pues a mí no me quedan dudas de que eres poeta, y muy buena, por cierto.

Saludos.

© Eva Márquez (Enar) dijo...

Mayde, no te conocía, y me alegro de tu visita en mi blog, y este poema tuyo, me ha encantado y me recuerda mucho a alguién ... no sé algo raro me ha hecho sentir al leerlo, te importa te lo robe y te lleve para mi humilde casa-blog??, imagino que no :) en caso contrario dímelo. Un abrazo, y lo dicho, me alegro de saber de tu existencia. Besoss Eva

Adolfo González dijo...

No creas que es así todo el mundo! Hay que pulir cosas ahí, como todos, que esto es una batalla larga, pero está bien esto. Me gusta sobre todo, la valentía, esa especie de "aquí estoy yo". Ánimo.

Mayde Molina dijo...

Gracias Gabriel, eres un cielo. Gracias a todos vosotros y a vuestros comentarios empiezo a sentirme un poco más poeta que antes :)
Besosss

Eva me conmueves, no sabes de que manera. Muchas gracias por acercarte hasta aquí, a mi casita en el aire y por llevarme hasta la tuya, un lugar que me fascina.

Gracias Adolfo, sí en cierto modo tienes razón... ese poema ha sido como una especie de manifiesto "aquí estoy yo", más que un pretender herir a nadie. Un abrazo

Iluminada Navarro dijo...

Hola, bellísimo poema, se nota que está escrito con fuerza y con sentimiento; es un poema que habla y te hace estremecer hasta lo más profundo. Sigue escribiendo así. Un abrazo.

http://manchega.bubok.com

Mayde Molina dijo...

Iluminada

Muchas gracias Iluminada, y discúlpame por no haberte contestado a antes, como este poema era de hace ya tanto tiempo, me despisté completamente hasta hoy que andaba de repaso...

Un abrazo para ti, y muchas gracias por tu comentario y por los ánimos que me das en la escritura.