domingo, 9 de mayo de 2010

Ya no soy la niña de aire...


Ya no soy la niña de aire
que pintaba los azules en sus cielos
Ya no soy, la mariposa temblorosa
Dormida entre los versos 
que siempre fueron de aire

Yo, mis infinitos yoes 
ahora, en la mujer que camina
en esta playa antigua, sin temores
Me descalzo y sólo voy dejando
(como miguitas de pan tierno)
mis huellas para ti, arenas en el aire
Y a mis huellas, vas 
Te descalzas, en ellas 
y tu piel siempre es de agua
Soy, la lluvia trazada 
sobre tu vientre más niño, Soy 
Tu río tibio, soy
Amor que vibra al aire
Eres y aun te miro...
Cuando te inundan de océanos 
las almas de mis ojos 
Y hoy, los dos sabemos
que siempre fue un bolero
el tiempo sostenido, un sol para el incendio 
o un latido
Y otra vez el sueño, la sed de la memoria...

Pero tú solamente me llevas a tu sueño de puntillas 
Y sin embargo; soy yo la que te está soñando
aun despierta
La que te mira y recuerda tu alma ave y río...
Eres tan libre y tan blanco que nunca te temí 
Tan blanco entre mis alas, vuelas y eres... 
Tan en mi sueño eres 
Que en él, ya me has amado 
Me has hecho del rocío, en cimas de la aurora 
Me has desposeído de mí misma y mis pétalos 
Me has tejido de aire como la mariposa-espíritu 
que siempre fui contigo

En mi sueño te he dicho: mi piel vive en tus alas
y no tiene palabras, ni lisonjas
Ni llora en los poemas, que al despertar escribo para ti 

Y hoy que nos vivimos
Sin ti y sin mí, nos vivimos...
Tan ciegos y tan sordos somos
y tanta soledad nos desampara
como anhelo cabalga en nuestra voz
quebrada del silencio

Me miras... y mi pulso se acelera
Tiemblo y aun así, vuelvo a ser primavera
colmada de sueño para poder implorarte
del viento y de mí
Vuelvo a ser mariposa, suspiro sin raíz
y suspiro de ti, también me vivo

Ven ahora y ámame
Enséñame a vivir sin ti
Pero primero ven y hazme niña otra vez
en esta piel de mujer
No dejes que me viva, perdida, frente al rigor del viento
Hazte de mí y haznos del aire
Bórrame los ecos cobardes del latido

Álzame de amor hacia el camino que yo siempre soñé
Sácame en tu amor del blanco lienzo-sueño
Dónde siempre nos sentimos
del cuerpo azul de los cometas

¡Ven!
Porque ahora
que empiezo a transformarme
me duele mucho el aire y el pecho del silencio, 
cómo me duele, amor
Me duele el verso y el beso que no tengo
en mí           de ti

¡Ven! Mírame desde a dentro...
¿No ves que estoy naciendo?
¡Qué vuelvo a ser crisálida!                              
                    Pero está anocheciendo o amanece
                                                       (ya apenas lo sé)
Sucede día tras día. Aun sin ti, sucede
Y el sueño regresa y es mi abismo
El negro de tus ojos: es, sin ti

¡Soy inocente! ¡Créeme!
Yo solamente he escrito: que respiro y te sueño
Yo solamente me deslizo...
Tejo tu piel y tu beso
en la niñez del aire

"mujer de aire"Y ven,
ahora
Y vuela
ahora
danza libre junto a mis alas
álzame de amor
hasta los cielos
y suéñame poeta junto al sol,
sueñáme mujer del aire
cuéntale a Venus
y al hombre
que seremos almas libres
danzándose
que haremos lazos hermosos
para nuestros niños
con el rojo encendido de los besos,
que sobre la piel prenderemos luceros
y versos amapola
dibujados con la yema de los dedos...
que tendremos el aire y el fuego,
viviendo dentro del pecho
que seremos nosotros
la entraña del mar, de la montaña y de la noche
que romperemos
contra el techo
la voz de nuestro éxtasis
y Dios será testigo
de esta luz
de esta locura
de esta gloria

Y tú, serás mi niño de aire
volando hacia el azul de una estrella
y yo seré tu vientre mágico junto a la luna,
la niña del fuego
renacida de la esencia
de tu alquimia transformándome

mayde molina
"mujer de aire"

2 comentarios:

Laura Caro dijo...

Triste pero bonito.
Un abrazo.

reltih dijo...

muy sensual tu renacimiento.
besos