miércoles, 19 de mayo de 2010

A veces...





















A veces, las pasiones que llegan a mi sino
esa cosa imposible que se me hace controlarlas,
desencadenan tantos volcanes bajo mis pieles,
corre tanta lava por mi sangre,
que siento como se alza incombustible
desde mi vientre el fuego
y al ascender veloz y tan ligero:
me arden las encías,
me arden rojos los labios,
me queman vivos los pechos,
me arden las caricias entre las manos
se me hielan los pies y la cordura
Entonces soy: 
la loca
la insensata
la impulsiva 
que ni toca el suelo
ni se mece en el aire.
Que solamente te busca
para vertir aguas de fuego
sobre la pasión de tu memoria 

2 comentarios:

Laura Caro dijo...

De aire, de fuego, de agua de mar... ¡ Qué completa eres!
Un abrazo

reltih dijo...

ufffff, qué fuerza interiores tienes, maravilloso todo ese vuelco de sensaciones femeniles.
besos