martes, 8 de febrero de 2011

Vidas al sol



"Vidas al Sol" de Teresa Salvador



Todo era mentira:
el cuento de la cigarra y la hormiga
la sonrisa profident y el desgaste de saliva.
El falso apretón de manos.
"Vóteme usted señora"
Yo soy el listo que mama y usted la que llora
si no llega a fin de mes.
 Vóteme usted, por favor
aunque todo sea disimulo:
yo me auguro un buen futuro.
Mis hijos no harán cola en el INEM
ayer España iba bien,
hoy que les den por el culo.
A cada marioneta su balance y cuerda floja.
A cada manada de corderos
su lobo charlatán predicando tanto falso
sobre un palco.

Las mismas alacenas de siempre llenas
Las mismas manos vacías, las mismas penas y correas
 Los juegos malabares sobre la siempre-cuerda-vapuleando-el aire
Los hombres del mañana, hoy niños del presente
que solamente viven sueños digitales.
Su golpe de batalla está en los dedos…
Te he matado con mi joystick un ejército entero,
(aunque ya no sé cómo se tira un trompo...)

La vida rueda loca y mentirosa.
Algo no anda bien,
aquí nadie aprende a remar en la marea.
El mundo es un colapso que está tirando la toalla.
Para qué soñar el sueño
si nos ha calado el miedo y la indecencia.
Malditos hombres grises 
sembrando la miseria por la tierra 
trazando cicatrices con sus zarpas de bestia.

Y yo me pido: 
una no materia, una utopía
una no crisis para mis días
un mundo nuevo y sostenible
donde existir bienexistiendo
a cielo raso y descubierto.
Una burbuja de sueños
un jirón de nube
un viento de esperanzas
una casita en el aire
un lugar donde plantarme  
bajo un sol que nadie nuble.




...bajo un sol que nadie nuble,
los niños de la alegría...

3 comentarios:

OZNA-OZNA dijo...

esta asturiana te da las gracias por decir verdades tan grandes convertidas en bello poema. un besin muy grande.

Laura Caro dijo...

Anda fatal el mundo, anda fatal España... El poder corrompe y ciega.
Qué bien lo dijiste todo.
Besotes grandotes.

Teresa Fábulas dijo...

Y yo pido que lo que tu pides te sea concedido y, por que no, también me pido lo mismo para mí.

Estos mansos corderos algún día tendremos que enseñar las zarpas de nuevo...

Me encantan tus poemas-denuncia. Nunca he leído unas verdades tan penosas escritas con tanto ritmo y sensibilidad.

Un besazo y feliz semana