miércoles, 23 de febrero de 2011

Mi mar, mi calma, mi sosiego...






Mi mar, mi calma, mi sosiego
Mi llama toda alma
o velero en libertad
Y hacia tu puerto navego,
son del aire
No importa cuanto más tarde en llegar,
cuanto más he de remar
o cómo suba y baje la marea
si sé que hay una estrella 
y un deseo 
prendido a la negrura de la noche
Si sé que hay un faro vigía
que tú has encendido
a la otra orilla del mundo
para que no se pierdan
ni mis ojos
ni mis manos
ni el agua
de este amor

Mi mar,
te sigo…
Navégote horizonte mío
y mañana o cualquier amanecer
tu viento será mi brisa
tu risa, mi caricia
tu prisa,
tu siempre loca prisa
mi espérame un instante más
que estoy casi sin aire
de tanto navegar
para besarte

1 comentario:

OZNA-OZNA dijo...

muchisimas gracias por hacernos participes de tu bello poema, un besin de esta asturiana.