jueves, 3 de febrero de 2011

Que se abra el mar...


"Eclipse de luna" de Teresa Salvador

Remo tristezas que no desaparecen
duermen anémonas en esta soledad
allí no llega mi voz
ni el viento
ni el canto de las sirenas blancas
Ninguna luna ha permitido
amores en el aire.

Allí donde levanta la aurora boreal
mi piel aún tiene frío y ausencia de tu talle
El tiempo es un letargo sostenido
escarcha en cada valle
Tectónica de placas en su cauce
que no abren tierra alguna en medio de este mar.

Si yo pudiese cruzar el paralelo de tus brazos
todo sería matriz del mismo sueño
en esa isla que deseo
nuestro hogar

Dame una prueba de amor irrefutable...

Que arda el aire y se abra ancho el mar
Que ya no sean cobardes
las flores del destino
si pueden ver que tú...

Estás aquí conmigo

5 comentarios:

Terly dijo...

"ninguna luna ha permitido
amores en el aire"

¡Qué exigentes y despiadadas son las lunas, amiga mía y cómo le duele al aire no poder disfrutar de su amor!...

Siempre, tus poemas, aunque quieren reflejar tristeza, está llenos de dulzura.

Un beso, Mayde.

RELTIH dijo...

SE ES TODO CUANDO UNO ESTÁ JUNTO HA ESA PERSONA AMADA.
GRAN TEXTO.
BESOS

angelcifu dijo...

Enhorabuena por el amor, ese motor que nos invita a llegar al paralelo de esos brazos...
solo saber de su existencia ya nos invita al viaje, a la aventura...
a nublarnos.

salud y feliz fin de semana

Leonel dijo...

Intenso poema, Mayde. Creo que esta imagen "Ninguna luna ha permitido amores en el aire." sea para ponerla en una cornisa.
Enhorabuena.
Leo

Noray dijo...

Es cierto, el tiempo es un letargo sostenido cuando hiere la ausencia.


Como siempre, es una gozada leerte.


Un beso.