miércoles, 29 de septiembre de 2010

Fuga y tocata del deseo







Está mi sueño cayendo en tu rubor
Mi piel desnuda ardiendo en tu rubor
Mi agua templada en tu mar del deseo
Tu voz, susurro cadente
en el satén de mis labios
Tu voz satén diciéndome:
no puedo más, amor,
no puedo más…

Mi cuerpo siendo el talle de tus manos
Mi lengua tu derrota
La danza de los vientos
La gloria loca y desatada
Nuestra gloria,
nuestra fuga y tocata del deseo
Y el mundo vacío y externo, ya sin importancia
Tu cuerpo eclipse: espejo y amanecer del mío
El aire, en un jadeo sostenido
Y yo desnuda, en cada duna de tu alma
Desnuda, en cada suspiro de tus labios

Tu voz, la huella de tu voz,
la memoria y la razón
El alma de tu voz
Abriéndome el latido desde adentro
Tu voz: el beso
Tu voz tras mi nuca
Empujándome al gemido y al vaivén
Tu voz mi grito y mi silencio y mi desdén
Mi vientre contenido en el deseo
Tus manos reteniéndolo apenas un momento más
No puedo más, amor,
no puedo más…
Veo en tus ojos el incendio
El cielo ardiendo entre mis muslos

Y mañana será tarde para amarnos
Inúndame de besos cuando la noche no pueda huirnos más
Devórame las ganas hasta el alba
Dibújame en el agua, gota a gota
Invéntame en la cima de tu cuerpo
Deshazme en esa cama
Desnúdame el rubor cuando amanezca
Susúrrame el latido en el oído
Cada latido contra las cuerdas de mi cuerpo
que a ti me atan
Y yo el arpa de tu amor
danzando entre tus dedos
Y tú la causa y el ritmo de mi música
Y sólo tú y yo, surcando en nuestro mar
En nuestro invento de amar
hecho a medida y al antojo de este sueño

Y yo el pan y tú el hambre
Y tú la fuente y yo la sed
Y el vino y la vendimia y el placer

No puedo más, amor, no puedo más…

Deséame la arcilla
entre las cuencas de tus manos
Dibújame el gemido sobre la prisa de tus labios
Llueve…
y llueve agua del deseo al caer la noche
Deséame la lluvia de tu cuerpo
Deséame un rayo de tu sol dentro del pecho
El aire es un gemido
Tu voz el viento
Mi vientre, tu deseo
Yo el aire,
Yo el aire mudo e impaciente de tu noche
Hasta que llegue el presagio de la aurora
Y mientras tanto...

Satén y fuego noctámbulo
en nuestra lluvia de amor milagro
Sueño en las dunas de un dibujo del desierto
Duna al desnudo sobre tu sueño

“mujer de aire”














Vanessa-Mae plays Toccata & Fugue



7 comentarios:

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

madre mia !!!!!!

no puedo decir más ..... hazte cargo


Besicos

Leonel dijo...

Ayyyyyysssssssss!!!!
Mayde, esa palabra aquí arriba es el suspiro que arrancaste con tus versos, quiero ver que ser humano rechaza una fuga y tocata con tanto deseo dentro como la que escribes.
Me ha encantado Mayde, ese rubor no es rubor, tu sueño es de fuego.

Un abrazo para ti.
Leo.

Manuel Maria Torres Rojas dijo...

Leo tu poema y...busco refugio donde habita el olvido, donde termina ese afán que exige dueño...
(Cernuda).¡Muy bello!

Terly dijo...

Me encantaría verte en "El Recó de las Bruixes" Si vienes traete algo para leer.
Un beso.

Calipso dijo...

;) emocionante.

Un abrazo Mayde, y muchas gracias por la visita.

Noray dijo...

¡Qué gozada es leerte!


El mañana no existirá jamás
para poder amarnos,
porque tú y yo
sólo vivimos este instante.


Un beso


PS: Quiero hacerte un pequeño regalo por hacerme disfrutar tanto con tu exquisita poesía. Si lo deseas puedes colgar en tu blog el XIII PREMIO NORAY.

Carlos Serra Ramos dijo...

Mi nueva amiga, Mayde:

Puede parecer exagerado y de hecho es una realidad que sucede cuando con el cuerpo se entrega el alma, si acaso, no llegue a pronunciarse pero se siente, se siente cuando la mente se abstrae del entorno y sólo se perciben las ansias por un placer más allá de la razón.

Un singular poema erótico que se escucha y lee con deleite.

Mi beso, Mayde, ha sido un placer conocerte y ahora escucharte.
......................Carlos