viernes, 22 de abril de 2011

Una montaña en las nubes...




Cielo sobre Quito


Esta cumbre que ya alcanzo



este amor vivo en tus brazos


este sueño en tus ojos


este mundo, este cielo,


este todo lo nuestro.



Este pequeño Universo


que deshojamos cuerpo a cuerpo


que reinventamos beso a beso


que renacemos:


libre, Abril, brocado,


lengua, mordisco,


agua, agua, agua.


Amor 
de agua.



Son las horas sólo lluvia,


boca, palabras.




Y tú:


centro a mi centro,


aire a mi aire,


deseo inenarrable,


dulce sueño a mis labios.





Me besas mientras duermo


el próximo poema.





Me besas mientras siento


que amor es esta cumbre que nos inunda


ya sin privarnos de nada...





Cielo, alma, miradas


y una montaña en las nubes


casi nuestra.





“mujer de aire”

4 comentarios:

Leonel Licea dijo...

Eso tiene el amor, nos hace sentir dueños del mundo, y tu lo dices muy bien con tus versos, Mayde.
Un abrazo .
Leo

Anna Calero dijo...

m'has posat la pell de gallina, i és això just el que has buscat sempre amiga meva, transmetre als altres les teves emocions, la teva vida immensa.

et desitjo el millor del món cor, tot el millor...i també pel teu príncep sinó blau meravellós que és el que compta.

us estimo molt als dos, a tu perquè ets tu i a l'Edu per fer-te feliç

vicente dijo...

Magnífico ese hacer cumbre, cimentado en que no hay tiempos ni distancias, sino creencia.

Me sumo a los comentarios, de los mejores deseos por lo mejor que está por venir.

un abrazo.

Amelia Díaz dijo...

Pues te digo como Anna, mi niña: me has puesto la piel de gallina.

Tú sabes cuánto me alegro por ti.

Te quiero, trilli.