martes, 26 de abril de 2011

He de aprender...



Cielo sobre Quito. Abril 2011

He de aprender a bajarme del mundo
y viajar solamente en la estela de este sueño.
He de saberlo aun en mi carne, llevármelo vivo hacia dentro
y así, como ahora,  cada vez que me faltes y me sobren las horas
y pensarte sea mi única fuerza, será como si trazaran mis manos
senderos de luna y un circulo destino que jamás se olvide de besar tus labios
en medio de la noche. Un circulo amor-contigo que invencible prodigio se sienta,
por grande que sea este océano que nos aleja y nos deja boca llanto y niños de agua.

He de soñarme, ahora mismo, desnuda en la cuna de tus brazos.
No quedarme dormida, solamente letargo de lágrimas y mañana serás aquí conmigo…
No quebrarme en el aire, y en tu recuerdo, y tan sola  
y amor de ti y de mí y de nuestras bocas
bajándonos del mundo a dentelladas.

He de saber despertar de este sueño.
Levantarme, caminar, besar tus alas.
Imaginar que me estás sonriendo al otro lado del océano
tras ese duermevela que tiene la aurora
mientras la Tierra da la vuelta completa al Sol.
Y sentirte lo mismo que en el sueño,
que en el vientre vivo de nuestro amor
y  tan adentro abismo y cielo mío,
tú conmigo.

Y justo, como ayer, al despertarme a tu lado
saberte en mí cada mañana
mientras voy de nuevo o llegas, amor,
a las cuencas de mis manos.

“mujer de aire” 


5 comentarios:

JUAN dijo...

¡Cuánto amor destilan tus letras!
Eres pasto de la llamas de la primavera, y con tus versos y tu prosa, enciendes la sangre de cualquiera. Un placer leerte, Maydi. Saludos.

Antonio dijo...

Bello, sublime... Mayde del amor hermosa...

Carmela dijo...

Un gustazo pasar por aquí y leerte meniña.
Bicos grandes
Y muy bueno lo tuyo Antonio jajaja.

Leonel Licea dijo...

El primer verso es el preludio de un poema que respeta las expectativas, un mar de pasiòn y amor que crece y que al final, deja en las manos la esperanza de que el amor llega siempre.
Un abrazo, Mayde.
Leo

vicente dijo...

Es muy hermoso Mayde,

Me sumo a los comentarios anteriores, y ese "he de aprender a bajarme del mundo"....en efecto, el amor, es lo más importante siempre.

Un abrazo!