sábado, 2 de abril de 2011

Que sí, que soy tu amor irreverente...






Que sí…

que soy tu amor febril
e irreverente,
tu verso abierto al mar,
tu ángel caído
a este presente.

Que sí…
que soy el valle al desnudo
que sueñas en tu mente
el anhelo, 
el agua del deseo que se crece
cuando me piensas
amor puro y salvaje
enredado a tus hebras.

Que sí...
que estoy casi volando
sin llegar aún al aeropuerto
que ya he soñado unas mil veces el reencuentro.
Y nuestro abril sin nieve
con sabor a ron añejo, o a buen vino,
a fuego vivo entre los labios
a beso nuestro despertando
y a estar sólo vestidos
los dos, contigo en mí.

Que sí, que tú lo sabes…

Y si el amor nos hizo niños de piel
Hoy es un mundo tierno y desnudo 
En el siempredelaire es cierto y maduro
es verdadero y se ha hecho nuestro.

Y yo,
que no tengo Dios
ni religión, ni eje
siempre ruedo mi vida hasta tu suerte
cuando me llamas, llama viva: vientre Soy
cuando navegas en mí y en mí te alzas: Soy del cielo, Soy del agua.

Pero hoy te pido:
que no me desmadejes más el alma
con esa voz que me pones
y cuelas por mis sábanas…
Porque, satén me quemas, amor, y satén me pierdo, en tu voz…

Y ahora ya no quiero que me arrulles,
ya necesito concentrarme,
no estar dispersa en el eco de tu boca,
estar más cuerda que loca,
estar más cuerda de lo que nunca fui.
No estar en ti a impaciente delirio,  me distraes,
y estoy pensando lo que voy a poner en la maleta…

Tus sueños,
los besos que he guardado en este invierno,
mi amor de niña y de manzana,
olor a azahares
prendiéndose a tus ramas.
El beso rojo y del revés
que aquella noche te robé


Hoy vuelan cometas en mi playa
¿Las ves cómo se alzan?
Son aves de colores que juegan a ser viento
con el aire. Tal como yo hacía,
cuando pintándome o pintándote a mi antojo
era de versos o de sueños.
Era del aire o del mismo viento, que eras tú.
Era del tiempo sin ti,
bajo el sol de ahí arriba
me quemaba
y era mi sed, sin ti…

Pero, amor
mi vida en ese aire ya se acaba.
Estoy a un solo paso
del penúltimo vuelo
de cruzar el charco y ser de nuevo
de primavera y arroyo
de piel y susurro
de labio y lluvia
de carne y vida
de amor sin verso
en tu cuerpo boca arriba.
De alma y agua.

Debe ser verdad lo que me dices…

Existen milagros en la Tierra
Dios existe.
Besa y huele como tú

4 comentarios:

vicente dijo...

Que amor has de tener, aun en la distancia oceánica, para erizar el vello a los lectores de esté modo....
Que amor único ha de esperar por algo tan sublime,,,
Lo vuestro, sea Como sea, ha de triunfar.

Es un poema maravilloso, no tengo palabras, ni verso a destacar en un conjunto celestial.... de verdad, admiro tú soberbia capacidad de sentir, es formidable! Gracias Mayde.

Leni dijo...

No solo te dejas... te derramas...
Te vuelcas en las letras. Lo defines todo, lo redifines....
Por que Dios existe...."besa y huele como tú".


Y me quedo prendada de ese halo , en silencio, porque decir mucho sería decir poco...

BELLÍSIMO-

Si lo oigo en tu voz... Chapeau¡¡¡

Beso linda.
Un placer conocerte.

angelcifu dijo...

muy bello...muy elocuente.

Un beso del revés
para usted

saludos del nuevo
Buck Mulligan ;)

Eduardo Sánchez dijo...

Existen los milagros, si, ese milagro sos vos nena linda, con tu alma, tus besos, y tus letras q cada dia me hacen entender el por q de la existencia, si tan solo la vida habria existido para conocerte, seria suficiente razon y sentido.te quiero desde aqui hasta donde habita Dios..........