domingo, 13 de marzo de 2011

Puzzle de mujer



Que sólo soy un puzzle de mujer
disperso en mil pedazos...
Que sólo tengo
doliente y recuerdo
y el alma asomando a las puertas de tus labios.
Doliente y besos de aire,
vientre vivo, llanto en piel.
Doliente susurro, papel herido
vertiente, atajo, descamino.
Valor y coraje
y el rojo de algún verso para amarte.
Pero siempre 
tus muros
a mi alma de puntillas.

Hostil y pasajera
desembarco.
Hacia otro puerto entre penumbras voy.
Borrada de un plumazo
me llevo en los bolsillos las mil piezas que soy.

Ay, que no me extrañas, ni me entrañas
ni te soy, ni te tengo
y ya doliente recuerdo
me acompañas
cuando me olvido de besarte,
Beso mío.

Ay, que no me vienes, ni me quieres,
ni te me das un sólo instante fuera del sueño
y no me cabe el corazón en el llanto
ni en este hueco yermo
que el viento 
dejó a tu paso.
“mujer de aire”



4 comentarios:

Dimary dijo...

Te desgranas
en el eco del llanto,
que viene de tus ojos
y arde en la minúscula tarde
sembrada en tus mejillas,
donde la lagrima roza
por un instante,
paralelas comarcas
y como en desespero
se estaciona en forma de beso
y sobran los vientos
y huyen las tempestades…

es entonces
cuando la memoria cauteriza
las entre líneas el ulular
de tus femíneos versos
esos gotean en el alma,
como palabra derretida en el aire.

Nicolas

Carmela dijo...

Ains. Me sentí completamente identificada.
Genial meniña.
Bicos grandotes.

vicent, dijo...

Precioso.

Laura Caro dijo...

No dejes que la lluvia te empañe el sol que brilla a lo lejos, hermana.
Los brazos que te abrecen deben merecerte.
Un abrazo enorme.
Y mucha fuerza.