viernes, 26 de noviembre de 2010

El escritor, no sabe mucho de amor...





El escritor no sabe mucho de amor:
moja palabras de amor en su cerebro
nadan en su materia gris buscando otros colores
quiere encontrarle otros nombres
rebautizar sus dones
inútilmente
porque sólo
posee entre las manos
una lluvia de palabras enlazadas
Cuenta lo que ha visto
lo que otros le han contado
lo que a él le ha estremecido
entre capítulo,
carne y beso


El niño sí...
Él sabe mucho de amor
porque el amor es de los niños:
boca suave de infancia
cuerpo tierno y rebelde
corazón que crece
suceda lo que suceda
vida que mece cada paso

El poeta:
se nace y hace de amor
lo llora entre sus versos
está preso en la jaula de su sueño
quiere pintarse alas blancas
y a veces se equivoca de color
Duerme entre el beso
y la lágrima
se queda desnudo en la inocencia

Podría morir de amor
si no lo dejase volar
en un poema

Desea volver a ser niño
sabe que el amor es niño
que el cuerpo se le ha quedado chico
para que le quepa dentro
sin que escape de él
en cada verso

3 comentarios:

Leonel dijo...

Como te dije, este , junto a "la negra bandera", es uno de los poemas tuyos que más me han gustado en absoluto(y como lo absoluto es relativo quiere decir que a lo mejor se me escapan tantos otros que me gustan igual pero en la memoria en estos momentos este ocupa un lugar entre los preferidos.).
Te abrazo y te mando un beso grande.
Leo

Mistral dijo...

Precioso Mayde como intenta el poeta atrapar en sus versos el amor.


Saludos cordiales

Noray dijo...

¡Qué maravilla! ¡Hoy con Lluís Llach, por la puerta grande!


Quizás el poeta
no sepa jamás de amor,
por eso lo acuna
y lo sueña entre versos
o lo esboza
y lo inventa en un poema.


Un beso.