miércoles, 10 de noviembre de 2010

Sin flequillo...





¿Sabes? Esta tarde me he estado cortando al cero, casi ras el flequillo…
Sí... Ha sido un intento de nueva perspectiva ante la vida: frente lisa y despejada, desenredada, desrizada, llana, blanca, visible.
Porque estaba harta, de que se me enredasen los sueños, justo ahí entre los rizos,  de dificultarles el paso y el camino de ascenso hacia las nubes, esas, en las que los he ido envolviendo todo este tiempo...
Y harta también estaba,  de alisarme ese flequillo tan rebelde, en vano y plancha ardiendo en la mano, de quemarme la piel de la frente al mínimo despiste o ataque de prisa matutino.
No sé si me queda bien o mal, ni si te va a gustar, pero me siento satisfecha de mi hazaña, porque ahora sé: que cuando sueñe, nada ha de quedarse enredado por mi frente y que subirá veloz a donde tenga que subir.
Y es que me hizo mucha gracia el otro día mi profe de medicina china cuando dijo: el pelo rizado es un manifiesto muy claro del “elemento fuego”. (Por eso, también tenemos rizos justo ahí abajo, en donde late el fuego del amor)
Zzass, que sacudida le dió a mi ego, don “Li” de la China.
¡Pero sí yo soy de aire!_ pensé al instante.
Y ahora resulta que sí, que aire sí soy, pero que el fuego “ese” de corazón que comentaba el otro día en un escrito, se me sube y se me escapa y se me enreda y es el responsable de que se me enzarce tanto el cabello, aunque yo no quiera.
Pero ahora frente lisa, todo va a ser diferente, porque voy a ser más aire y más voladora de sueños que nunca . Lanzadora de sueños, voy a ser...
Y así  será, que a ti te coja, te meta en una nube-bola bien redonda y encima de la lanzadera de mi frente, te voy a poner para lanzarte hacia lo alto, hacia el mismísimo cielo.
Y así te tendré siempre ahí arriba, como el aire imprescindible que me envuelve.

Porque en el aire te quiero
Y ahí te veo y te leo y  te huelo y te respiro
Te supiro,  te sigo, te desvelo
Te hago sueño
Mi sueño
Grande y liso
Sin rizos
Sin enredos

Y el fuego que se me escapa
lo meto dentro de mi pecho
lo vuelvo a colocar
en su lugar preciso:
el corazón

Y  ahí en el corazón
aunque no quiera,
aunque no deba, aunque no pueda
aunque mi mente se revele a cada instante
y tú sólo sepas “jugar” a ese estar en el aire

En el corazón
Te llevo
Te sostengo
Te sé: el fuego
Te vivo cuando muero
Me encarcelo a la sangre que mana de tu verbo

En el corazón:

Te escondo
Te retengo
Te bebo
Te ardo
Te-amo

amo-te

por entero

en mi corazón

de fuego

“mujer de aire”

Imagen de Mayde Molina, "Cielo de Castilla desde el aire"


*Quería comentaros, por sí os apetece escucharlos, 
que ya puse los poemas que llamé "4 estados" : 
vengo, voy, soy, estoy
están en la página de la columna de la derecha. 
Os dejo aquí mismo el enlace: 


http://www.mujerdeaire.com/p/al-aire-de-mi-voz-videos-y-audios-de.html


Bueno... tampoco es que tengáis que leerlos todos de golpe, eh... 
que ya sé que son largos. 
Sólo quería decir que están ahí para cuando queráis, 
junto a vídeos y voces de otros compañeros y amigos.
Gracias mil, por vuestro cariño 
Besos de aire

6 comentarios:

Gabriel Bevilaqua dijo...

Escribí un comentario y no salió, lo vuelvo a redactar (te aviso por si sale repetido).

Fuego y aire se complementan muy bien; me gusto mucho Mayde.

También estuve viendo el video del poema "Cubrirse de pétalos", un verdadero gusto escucharte recitarlo y luego reflexionar sobre el mismo.

Un abrazo.

reltih dijo...

me despedazan tus palabras...
besos

Miguel Ángel Yusta. dijo...

Impactante. Esa es la palabra que define tu blog, Mayde. Belleza, sensibilidad y buena literatura, unidas, para sorprender a quien, como yo, camina feliz por tus páginas de vida. Volveré. Muchos besos.

Paloma Corrales dijo...

Niña de aire, cuánto sentimiento en esa voz que hoy entre la dulzura me suena a desgarro, no dejes de soñar ni de contárnoslo. Me enredé con tus palabras a pesar de los rizos cortados, imposible no hacerlo.

Besos y tréboles.

Leonel dijo...

Leerlo mientras lo siento en tu voz es desgarrador, duele y sì, me enredas en tanto sentimiento. Hermoso y triste, Mayde, lleno de alma.
Un fuerte abrazo para ti.
Leo

NatiGil dijo...

Te invito a leer mi blog Enredos de mujer...me encanta la primavera y, por lo tanto, la frase que tienes al inicio del blog.

Este es el enlace:
http://enredosdemujer.blogspot.com/