lunes, 8 de noviembre de 2010

Respirarte y no estar o respirarme y volver a volar

Imagen "En el jardín· de Teresa Salvador, "Fábulas" en Flickr


Respirarte y no estar
O respirarme y volver a volar, volverme a alzar
 Volar de vientos y arrogancias

Volar de volar en calma
Volar y volver a ser la danza
Y no volver a ese Ser y no Ser
Perpetuo y Shakesperiano
Que se repite y no cesa
Cuando regresas tú

Y sé que soy lo que soy, te guste o no
Y que por eso necesito tanto respirar
Descansar de ti en el aire
Pausarme y no soñar, ni soñarte
No quererte en el olor de mi sueño
Ni de mi duda ni de mi duelo

Ni en el color de mi tierno
Ni en el calor de mis senos
O en la penumbra de mis ganas
No encontrarme con tu nombre
En la puertas de mi alma
No quererte ya deseo

Ya ni eso quiero vivo
Has sido y me has vencido y malgastado de todo,
antes de huir
Y yo, que nada que no pueda encontrar busco
Sigo siendo como la avena silvestre
Sigo volándome libre y hasta después de ti
Sigo siendo avena y silvestre
Buscando amor de verdad
En la espiga de la vida 
y del amar


***


Cansada estuve de llamarte en el aire
Y encontrarte otra vez, de bruces en el sueño
Y para qué me escribes, sin escribirme
Hoy preguntaba a mis cicatrices
Sin hallar respuesta alguna
A qué de tanto llanto
¿A qué?

Para qué me metes sin permiso en otro rudo disimulo
Queriendo hacer del verso mi nueva estancia
¿Para qué tal vez vea otro hacia dónde ir contigo?
¿Para que entonces sí te crea y vuele hacia tus noches?
Si yo sé que no cabe ya ni el hacia dónde en nosotros
Y no cabe, porque cada vez que yo llegase
Tú estarías huyendo nuevamente

Y en tu sueño, ya me has roto mil veces
De pecados y de ausencias
Has quebrado mi nombre
Lo has gastado llamándome
Sin buscarme sólo a mí
Detrás del agua

Y de juego a doble o nada
Yo nada de nada quiero
Ni juego a ese juego que es sólo un capricho tuyo
Ya me humillaste en tu propia casa
Yo ahora sólo juego a todo por un beso sin nieve
A todo por un amor sin cal y sin escarcha
A todo por un más que un medio todo
A todo por otro todo a cambio

Qué cansancio me sigues provocando...

Me agotan tanto los sueños que no duermen en mi almohada...
Me agota la doble vida de tus palabras
Que van y vienen y nunca llegan
Para escalar las cimas
Del tiempo y del perdón

Me enredan tus palabras de hombre niño
En un sin sentir de ti que apenas me recobra del presente
Y ya ni siquiera sé:
Si vas o vienes, si nunca llegas a tiempo
Ya no sé adivinarte o adivinarme entre las redes
que traman tus entramados verbos
Y  llegan y me revuelven por dentro nuevamente
Para ser me como un sueño rapaz
Como un sueño vigilia y desespero
Que no me deja dormir en paz

Me quiero libre de ti
Libre, libre, libre
Porque me angustia y me congela
La nieve que llevas a cuestas del alma
Sin que el corazón a todo fuego vaya y te la derrita
Me duele la luz de invierno
Tras el fondo otoño de tus ojos niños
Y ya se ve muy claro por ahí dentro
Que se te ha oxidado
Aquella primavera nuestra
Que yo planté de besos y de versos
En tu amor de mayo y tallo dulce y ojos brillándome
Y ya fuego, no te acuerdas de nada
Lo has quemado todo y tanto has ardido
Que has hundido el barco
Y el agua de nuestro ayer
Solamente huele a lluvia y a cenizas
Sobre un mar que no nos llama
Llama encendida

Y tú sigues dale que dale, erre que erre
Dejando los caminos sembrados de derrotas
En ese estar en querer y no quererte a ti
En ese no querer estar en nada y estar en todo
Y seguir huyendo siempre
En ese estar y no estar presente
Y sólo estar en palabra
Y no dejar al cansancio ni a la palabra
Morir o renacer
o descansar
en paz

Y estar, lo que es estar:
Yo sólo te veo que vuelves a estar de invierno
Soñándome en sueños que no son como soy yo
Soñándome en otras que no son lo que soy yo
Que te dicen lo que sí quieres oír
Y no te llaman niño tonto
Niño sordo, niño vano
Niño aletargado en una piel de hombre
Que por no amar no sabe hacerse el hombre
Y no te dicen:
Deja atrás la fina muerte que arrastras
Y esa miserable y triste estampa  
con que te vistes
cuando acudes al amor


***


El amor es sólo vida, no quieras inventarte ahora otra cosa...

El amor es sólo vida
entonces sí te hace libre
entonces sí te renace niño
y te besa por dentro
el corazón

Maldita sea
Si esa, que tú llamas libertad
Sólo ha servido para vestirte el alma de soledades
Si de tanto amor que siembras
A ninguno lo cultivas y bien amas
Y a ninguno dejas que te solee
Cual espiga al viento y al sol

Yo había ido para hablarte
y vestirte el alma de amor y de susurro
y tú sólo supiste temblarme el corazón
Vertir el agua y el latido
Vestirte el beso después en cada falda
Huir del fuego y de la hoganza
Caerte tempestad
Lloverte olvido

Lloverte en mí
De palabras en el aire
que viento han sido
y ya no mojan
mi cara

“mujer de aire”
Imagen "Rosella" de Teresa Salvador, "Fábulas" en Flickr

4 comentarios:

César Sempere dijo...

Extensa y bella lista de deseos. Seguro que llegan a su destino.

Un beso,

Carmela dijo...

Que se te cumplan.
Biquiños.

Laura Caro dijo...

Me duele el desamor que quieres nacer en ti y que no crece, porque tú eres toda amor, y no sabes desamar... Y te empeñas, y te dices... pero tu corazón no te obedece, porque siempre fue libre y de aire...
Ojalá que el tiempo te traiga agua cristalina donde calmar tu sed de amor, Mayde.
Ojalá te amen como te mereces.
Ojalá consigas alejarte de todo ese dolor que - aún cuando lo niegas- llevas dentro y encuentres un amor verdadero (él, porque tú siempre eres verdadera)al que escribirle palabras de pasión y de locura.
Un abrazo enorme, trilliza.
Cuídate.

Laura Caro dijo...

Me duele el desamor que quieres nacer en ti y que no crece, porque tú eres toda amor, y no sabes desamar... Y te empeñas, y te dices... pero tu corazón no te obedece, porque siempre fue libre y de aire...
Ojalá que el tiempo te traiga agua cristalina donde calmar tu sed de amor, Mayde.
Ojalá te amen como te mereces.
Ojalá consigas alejarte de todo ese dolor que - aún cuando lo niegas- llevas dentro y encuentres un amor verdadero (él, porque tú siempre eres verdadera)al que escribirle palabras de pasión y de locura.
Un abrazo enorme, trilliza.
Cuídate.