martes, 14 de octubre de 2014

Una mujer de barro


A veces me he soñado:
una mujer de barro
Una mujer dentro de una mujer
sin límites ni cánones

Una mujer simplemente

de barro alma y sangre
que no quiera teñirse de rojo los cabellos
ni ponerse tacones para alcanzar el aire

Una mujer francamente valiente

sin frío en los renglones
Que no me escriba la nieve
ni piense que aún es débil

Una mujer de raíz y sin enigma
que no se me derrita 
a lomos de la vida 

Una mujer de barro

como un mundo de alfanje
puesta sobre mis pies

Una que no me dicte

que no desahucie al hambre
ni tan siquiera al hombre
Que no me salga a la vida 
o a la ausencia
como se va a la guerra

Una mujer sin trinchera
Tan arriesgada y sencilla 
que sepa noche y día  
cometerse 
en primera persona 

Una mujer redonda 

que no se me derrame por los bordes

Sueño...
Una mujer tan libre y a mi aire
tan verdaderamente hecha 
de piel barro y alfanje
que pueda parecerme 


una mujer perfecta
o el reverso de un ángel


"mujer de aire"