domingo, 14 de septiembre de 2014

Una canción...(ya avisé, que cuando volviese de vacaciones iba a escribir alguna canción)


     (*Bueno, ya sé que no es muy buena, pero como yo de niña inventaba canciones y ando tratando de recuperar a mi niña, 
pues vais a tener que sufrirme un poco)

Canción para una estación

Como me conozco...
Me desenredo este amor de entre los dedos 
y escribo una estación para los sueños
Una canción, por si llega el invierno 
antes que tú

Como me conozco
y sé que sólo aprendo en la derrota
me borro esta emergencia de la boca
y voy hacia otra parte
y estoy detrás de ti 
Y ahí me reconforta
vivir descalza en tu distancia
Vistiéndome de rosa la esperanza
y toda esta ciudad se me hace poca
si tengo que cantarla, aún lejos de ti

Como me desembozo,
los riesgos del silencio con los rojos
dibujo un corazón de mimbre en tu país
y olvido aquel incendio de los versos
que me quemaba sin ti
y ahora sé que puedo 
escribir una estación a mi capricho
por si llega el invierno
y siento frío
y tú no eres mi abrigo
y tú no estás aquí

Como me conozco
y sé que soy un ser que me disperso
me guardo los paisajes de tu cuerpo
y pinto una ilusión en paralelo
que me deje olvidarme 
un poquito de ti

Y entonces me libero...
Invento una mentira, un hombre nuevo 
con más de cinco sentidos 
abiertos al unísono
Y danzo con su brisa y mi equilibrio 
Su música y mi voz, el ritmo
Su boca que se lanza y canta como yo
Y empiezo a darle cuerda al corazón del aullido 
y empiezo a darle voz 
a este silencio de amor

Y yo voy y le digo:
Si lo sientes, ¡vívelo conmigo!
Dale rima al corazón de los motivos
Dale voz a esta insensata incordura de amor
                                             ¡¡La, la,la!!
Sí lo sientes, ¡vívelo conmigo!
Dale a mi ritmo cuerda, a mi latido
Dale un toque a mi amor, que se resuelva
Dale un toque a mi mente, que me resuelva yo
                                             ¡¡Wow, oh, oh!!
(Bis)
Y yo voy y le digo:
Si lo sientes, ¡vívelo conmigo!
Dale rima al corazón de los aullidos
Dale voz a mi incordura insensata de amor
                                             ¡¡Wow, oh, oh !!
Dale a mi ritmo cuerda, a mi latido 
Dale un toque a mi amor, que se resuelva
Dale un toque a mi mente,que me resuelva yo
                                             ¡¡ La, la, la !!


(* aún tengo que pensarme bien la música, que está bailando en mi cabeza... La, la, la...)