lunes, 10 de febrero de 2014

UTO-DÍAS...

Cuando las ciudades resuelvan su emergencia
Cuando el camino sea un páramo de Sol
Cuando los gobernantes desdoblen sus cadenas
y los "Reidores" se borren de sus risas
Cuando la justicia se ensanche 
y abogue simplemente 
por los nadies desnudos de este siglo
(por nosotros...)


Cuando el Hombre se sume a cada pueblo
y los pueblos se amolden a cada libertad
Cuando las islas se besen y los mundos se rocen 
y cedan las fronteras y comulguen

Cuando los versos regresen para intentar la Osadía
y el poema sea Voz para la sed de la Tierra 
                         (y no ombligo para el hombre que lo crea)
Cuando los vientos suavicen las ciudades
y dignifiquen sus dones los países
Cuando recojan sus lágrimas y rimas
y se canten gloriosos sus tesoros
en una misma canción
...en una misma canción...


Cuando las religiones no sean vanos cofres
y los que las avalan resuelvan sus errores
Cuando los niños no lloren
por la falta del gesto y de la mano 
y las bocas no mueran por el hambre
...las bocas no mueran por el hambre

Hombre...

Cuando las lenguas no impidan el lenguaje
y las palabras más francas se lleven en la Voz
Cuando el Emperador* sea Uno
y el corazón se haga Oficio y Emergencia
Cuando la vida codicie su Valor
Cuando despierte la luz de lo que fuimos
Cuando resuelva el destino su Elección


© Mayde Molina


* la imagen que se muestra, en este post,  es un amanecer sobre la ciudad de Córdoba.

*En Medicina Tradicional China, se contempla al corazón como "Emperador" de todos los órganos del cuerpo humano. Por eso, es él quien rige, verdaderamente, la vida y el estar en la vida. Es el que mantiene vivo y despierto al espíritu humano (llamado en MTC el "Shen").
Por eso mismo, el corazón, debería ser el camino y el oficio a seguir por el hombre en la tierra...


2 comentarios:

Rafael dijo...

Quizás todo eso sea posible en algún momento, no lo sé, pero vale más no perder la esperanza.
Un abrazo.

Ramón María Vadillo dijo...

Jamás ocurrirá, económicamente no merece la pena. Las utopías son de soñadores sin precariedad. Mi consejo es que verses la vida y no optimismos absurdos. De todas formas y en otro mundo seriamos mucho más felices aceptando y logrando todo cuánto versas......................
Un abrazo