miércoles, 29 de diciembre de 2010

STANDBY...










No quiero deshacerme trescientas veces
en esa barba creciente
que hoy no has podido afeitarte
y está rasgándome las sienes
Ni que llegue, la nieve a mis manglares
Que sus copos entierren mis tesoros
o que su blanco se haga dueño de mis verdes
Que su frío de hueso deje pálido
el rojo de mis labios 
bebiendo de tu cuerpo.

No soporto, que llegue crudo el invierno
y se me caiga otra vez
el amor guerrero entre los dedos
No quiero, que este acuerdo a beso y cuerpo
que hemos pactado
pierda sabor y sentido en mi boca
a costa de jugarme los "te quieros" con la tuya
No puede ser que tú; mi amor Jota mayúscula
te quedes dando brincos
en algún punto incomprensible de mis íes
Que de mi habitación con velas, satenes y penumbras
no sepas ver real cada estrella de fósforo
que he pintado en el techo
Y el sol que asoma temprano en mi ventana
no entiendas que lo he colgado
para que también brille en  invierno
y venga a calentarnos.

No me digas, tan fieramente impaciente 
como te confiesas
que no voy a saber leer tu piel
No quieras ir, más rayo veloz que yo
No te portes como un niño en ese gesto
No me partas la risa contra el pecho
diciendo que vas a ponerle pegamento y medio
a mis alas de brisa y de viento
o a mi cuerpo cimbreando entre tus dedos.

No vengas  a buscarme solamente
Para humedecer mis pétalos
entre las sábanas satén de tus pasiones.

Ya sabes que locura es que te duermas, 
sin saberme en cada pliegue
Que quieras domarme a tu costumbre
Que se hundan tus manos en la nieve
Tus miedos sordos en la nieve
Que des la vuelta de repente
Y seas como un muelle que va y viene
Desbaratando tanto como habías logrado
Solamente, porque ayer estaba triste
y tú no estabas en esa lágrima.

No quieras entenderme siempre en todo...
Soy rara, de otra especie
Déjame quererte así, a mi manera
No le temas tanto a este Stanby intermitente
que he puesto delante de mi corazón de fiera


Sabrás que se ha apagado:
cuando pueda atravesar con mi propia carne
el rojo hervor de tu sangre
Cuando sepa, que no has venido a quebrarme
ni a meterme en una jaula
en que tú tengas la llave

Déjame verte como eres
Saberte como eres, sin distancia, ni ropaje
Sin luz tímida de velas, bailándole a la noche.

Yo voy a amarte:
sin pauta ni costumbre
sin reloj de arena
Despacio y valiente


Podrás navegarme a toda vela
Bajo el racimo de luces ardientes de la tarde
...Si le pones desnudos a tus mundos
A mi desnudo:  luz sin tientas, ni mediocridades
Si te adentras, valiente en mis manglares
Y penetras descalzo y sin reservas.

Reserva es un juego en punto muerto
al que ya no entro, ni pertenezco
ni quiero jugarme la integridad
Reserva es un recelo sin hoguera
Y yo ya te he tenido a llama y fuego
Y tú ya me has ardido, sin reserva.

10 comentarios:

*Mar de Pasiones* dijo...

Precioso!! mi querida Mayde al igual que los otros.


Deseandote un felíz y prospero año nuevo en compañía de tus familiares y amigos, recibe un gran, gran abrazo!

Leonel dijo...

Me ha gustado tu poema, Mayde, he encontrado muchas imágenes nuevas, renovadas, bien construidas. con una intención definida que llega y dentro acrece tu poesía. Enhorabuena.
Un fuerte abrazo.
Leo

angelcifu dijo...

Estos amores sin pautas ni reservas,esta sangre que hierve...
cuerpos se cimbrean bajo estrellas de fósforo latente. Me encanta, bonita hoguera y de buena leña curtida. No más relojes de arena..
quizás alguno de barro.

Besos

PD: espero tu correo...

Amelia Díaz dijo...

Sí, mi niña, me ha gustado mucho ir encontrando tanta imagen nueva y bien poetizada, como tú sueles.
Escribes de manera que haces que todo el mundo sienta lo que dices y se quede impregnado en el alma.

Me encantas, trilliza.

Laura Caro dijo...

Eres tan especial, Mayde, hermana... Yo no diría que rara, pero sí diferente, y la persona que te quiera ha de hacerlo así, tal como eres, con todo ese encanto y sensibilidad, con todo ese conjunto de personalidades que conformas en una sola.
Un abrazo enorme, trilliza.
Y suerte con ese amor que tanto das y desde luego te mereces recibir con creces.

RELTIH dijo...

UFFFFFF, ME GUSTA ESA ENTREGA QUE PALSMAS!!!!!
BESOS

Gabriel Bevilaqua dijo...

Mayde, como siempre muy bello y sensible poema. Me ha gustado mucho esa estrofa donde te defines:
"Soy rara, de otra especie
Déjame quererte así, a mi manera
No le temas tanto a este Stanby intermitente
que he puesto delante de mi corazón de fiera".
Bella y cálidamente rara diría yo.

Mayde, espero que tengas ¡Un Feliz y Próspero Año Nuevo! junto a tus hijos y toda tu familia. Que en el 2011 tus versos alcancen alturas y vuelos nuevos.

Abrazos.

Ricardo Miñana dijo...

Que la ilusión y la esperanza sigan llamando a la puerta en el nuevo año que llega,
y que se cumplan tus deseos.

¡¡¡Feliz año 2011!!!

Terly dijo...

Cuando leo, (o como en este caso también escucho) tu poesía, querida Mayde, creeme si te digo que siento internos escalofrios (o escalocalientes, no sabría definirlo) La dulzura y su musicalidad hacen de ella un mar de suaves sensaciones. Y miro en mi interior y me pregunto qué hago yo en este juego de poetas.
Para ti pido todo lo mejor durante el próximo año 2011 y para nosotros, que podamos seguir disfrutando de tus poemas.
Besos miles.

Latino-Poemas dijo...

Hola, me gustaría invitarle a visitar el nuevo sitio de poesía www.latino-poemas.net

Ayúdanos a compartir sus poemas :)