sábado, 7 de mayo de 2011

Y casi tiemblo...


Los sueños por las nubes y de puntillas...
¿Por qué descalzas mi niñez?
Si no te tengo
No te alcanzo
No te veo

Desesperanzas

Silencios se derraman
Retumban a mi espalda
Y casi tiemblo.
No puedes comprender
qué difícil se me hace el avance
si la cuerda está floja.

Me mido en la balanza de las horas
Si el peso se decanta a ser de nadie.
¿Hacia dónde viras que no vienes ni vas?
Me inunda esa infancia que nunca me comprende.
El aire sigue aquí pero tú no.
Camino de puntillas, voy sin voz.
Que nadie me siga, que no me detengan
porque no sé hacia dónde esta senda.
A veces es más fácil ser de niebla
que ser mujer en tu amor.

Hombre de aire, si despiertas...
Verás que somos ciegos en la Niebla.
Que sólo seré Sueño
si tú andas de puntillas
 con la voz dormida.

“mujer de aire”




2 comentarios:

Leonel Licea dijo...

Logras que quien te lee, tiemble con tanta incertidumbre, no es fácil andar sobre una cuerda floja, y menos aún si se va de puntillas.
Me gustò tu poema.
Un abrazo fuerte.
Leo

Lembranza dijo...

Es precioso el poema, Mayde, lindisimo. Que difícil es andar sobre una cuerda floja.Solo espero que ese hombre de aire se despierte y que escuche tu voz. Un gran abrazo