domingo, 17 de agosto de 2014

"Caballero Obsoleto"




No puedes comprender que has quedado obsoleto
Que quemé los papeles que dicen que fui tuya
Que obsoleta mi furia y obsoleta mi angustia
Obsoleta tu estancia y tu casa en mi alma
Obsoleta ha quedado tu lisonja entre sábanas
Tu tristeza de mundo derramada en mi cuerpo
Tu abandono en mi herida ha sellado obsoleto
Tu indecencia en mi mimo, tu mentira en mi piel
Tu vértigo en mi trigo, tu camino en mi tiempo
ha quedado obsoleto...

Te has perdido mi patria, mis mejores poemas
Mis arcanos del tiempo, mi teléfono y mi hilo
Mi cruzarte el océano tan niña del incendio
Has perdido en la huida y has subido al descenso
Has caído en picado y has quebrado mi suelo

Y ahora que len-ta-men-te-me-des-pren-do:
del hombre del miedo, del cuerpo del amor funesto
Que me aprendo o prendo en alfileres 
mis múltiples "errores de elección" 
para mirarlos de frente, pacífica y serena 
y pedirles a gritos ¡Qué no vuelvan!
Ahora que empiezo a volar lento
(porque volar tampoco es tan seguro)
y lavo los incendios a golpe de papel
Que vivo de presente, de dádiva-palabra 
y bendita soledad que tanto me derrama

Ahora, que vuelve a ser Agosto y ruge en mí el león
que no sabe gritar: ¡Hoponoponoooooooooooooooooooo!
Que le he pedido a Dios, que por favor, si hay Dios
Me lave para siempre toda el asma de ti
Toda esta rabia muerta y el rostro del fracaso 
Que me salve el insomnio mientras sigo inhalando 
cortezas que siempre huelen a viento, 
a música y poemas; a sándalo y amor del que sueño 
y trato de escribir para vivir un día

Ahora que mis sábanas en blanco me vuelven 
al jazmín y a la esperanza...
Que puedo ser de mí y puedo ser conmigo una mujer 
sin más portada que la arrogancia de saberse con alas
(aunque sea en palabras)

Ahora... 
Márchate ya para siempre, por favor
No me des tus razones, ni me pidas perdón
No me exijas la voz, ni asomes por aquí 
al último veneno antídoto de ti... 
Hoy por fin, absoluta, bendigo las palabras 
digo adiós a mi piel de tu ayer, 
a mi ombligo del último vestigio de la niñita-aérea
No escribas otro intento, ni vayas por ahí
diciendo, que un otoño, cerca de Nueva York fui tuya.
Ya no hay llanto, ni cuento, ni recuerdo, ni duelo, ni canciones 
No me quedan más cuentas pendientes para ti                             
Mídeme solamente en el amor que te daba
y muérdeme en esa muerte que ya no importa a nadie 
(ni tan siquiera a mí)

Contémplame descalza para el mundo
sin cobro revertido,
ni equipaje de exceso hacia el pasado
Ofrécete a tu suerte de diablo o caballero
...Que yo con todo amor al viento, te digo
¡Hoponoponooooooooooooooo!
Deja limpio el peligro y el sable de tu acero
Deja limpio tu ego, no lo laves en mí
Que todo está obsoleto
Y ahora, sobrevuelo
a salvo
de tu riesgo
lejísimos de ti


"mujer de aire"



2 comentarios:

Rafael dijo...

Evidentemente "todo está ya obsoleto..."
Un abrazo.

Darilea dijo...

Que se vayan esos caballeros :)
Es cierto Mayde que los blogs, cada vez se quedan más solos pero yo sigo siendo fiel a ellos. :) Besitos