viernes, 31 de enero de 2014

Necesito...


Necesito, que bajen las lluvias del norte.
Qué huela limpiamente a luz y a primavera.
Que la madera remonte el río de mi sangre.
Que mi piel no sea rama, ni seda. 
Que mi boca sea viento y mi niñez se haga añeja...
Necesito otro sueño para vestir mis días y mis noches. 
Un amor sin conflicto, un ocaso sin sombras.
Necesito que el mundo sea digno y el honor verdadero.
Necesito la vida que sueño y que broten del alma 
finamente mis alas.
Necesito una sola palabra;
que me deje ser de aire, en este viejo espíritu.
Necesito un espejo de mimbre que me mire, 
para doblar la espera, para multiplicar la calma.
Necesito, un camino de agua 
y la sed de mi anhelo para beberlo.
Necesito un solo gesto;
tocarte y no tocarte,
respirarte y vibrar tu primavera.
Necesito un hombre del Norte
que emerja de la tierra y mire 
honestamente el vértigo del mar.
Una alquimia perfecta que apacigüe fronteras,
Que enlace Norte y Sur en la fe de la sangre.
Necesito, que vuelva la marea y almar* 
mis libertadades.
Que mi alma remonte y que tú;
Intenso, me desbordes.
Que la vida me lea y me aprenda
 Necesito, no necesitar a nadie.
Valerme por mí misma,
sentirme pasajera en esta carne.
Ser Ala y Aurora y de Aire

"mujer de aire"

© Mayde Molina





(para el cuadro mediano, de 20x20 pixeles)

2 comentarios:

Rafael dijo...

Tu protagonista despierta y entre suspiros va desgranando todo aquello que precisa, que desea, que le pide a la vida intensamente...
Un abrazo.

©Laura Caro dijo...

Ojalá que la vida cubra todas tus necesidades, querida trilli.

Que el sueño que tú sueñes, encuentre quien lo sueñe contigo y para ti, por ti, por tu sonrisa.

Ojalá que de una vez sean tus alas tan fuertes, que no se quiebren.

Ya toca ser feliz.

Un abrazo inmenso.