sábado, 13 de agosto de 2011

La fijeza

Frank Rosenzweig


Reposaba su mirada tras un lienzo
Para estar donde no estaba se fingía mero sueño
Donde no llevar conciencia ni recuerdo
Ser solamente: la mujer que observa
La quietud en la mirada
La fijeza

Ser sólo ojos

Y así ver el principio de su amor
 Hallarse en su camino, en su vértice,
en su eclipse, en su pacto, en su equilibrio
Para no ser su desvelo, su distancia, su dolor
Para no estar donde estaba cada tarde sin su voz
Se fingía mero sueño que vivía tras un lienzo

 la dictadura del tiempo


“mujer de aire”






Galería de Frank Rosenzweig:
http://www.slide.com/r/xKpzqlYe6D_5mX4A7pN9OyKrrZS0ddA-?previous_view=TICKER&previous_action=TICKER_ITEM_CLICK&ciid=2377900603830809955

4 comentarios:

Calpurnia Tate dijo...

Ser no es fácil, en la distancia o la cercanía, todo es según queramos. Preciosas palabras. ¡¡Hasta Otra!!

Leonel Licea dijo...

Poema que suena como una cantilena, lleno de musica, sutil y lenta reforzando ese sentimiento de ausencia que quiere trasmitir. Me parece logrado, Mayde.
UN abrazo.
Leo

Oréadas dijo...

"Ser solo ojos" pues los ojos dicen tanto.
Un besito

Pepe dijo...

Hermoso...
Me gustó la dictadura del tiempo...