domingo, 12 de junio de 2011

Era como volver a los dieciséis...



Era como volver a los dieciséis,

como otra vida y los dieciséis.

Como la primera vez que amé

y adónde vas niña-mujer

con esa piel de agua

y el amor entre los dedos.


Era como buscarse en otra niñez

como no querer perder jamás la fe

de poder vivir el sueño

de un amor sin inviernos.


Era como despertar al amanecer

y sentirse en el anhelo

de ser mujer de piel

vistiéndole en su aurora.


Y vivirse en el deseo

Y el amor entre los dedos

Y otra vez volver a los dieciséis…


"mujer de aire"



3 comentarios:

Leonel Licea dijo...

Eso tiene el amor, nos hace sentir nuevamente adolescentes.
Un abrazo, Mayde.
Leo

Carmela dijo...

Creo que esos sentimientos se quedan en los 16...
Biquiños grandes.

ángel dijo...

Gracias por este poema, evocador de Violeta Parra. Un gusto haber recalado en tu casa.


Saludos...