sábado, 30 de noviembre de 2013

Kilómetro cero (R)

Wlodzimierz

Mi vida
Capítulo dos
kilómetro cero…
De estos nuevos pasos
a tientas por sendas
de la esperanza

Mi vida…
razón de Ser
sin precisar creer en otra piel
se ha convertido ahora
en el tema principal
de mi inocente cordura

Vivir, latir, desperezarse
caer de bruces sobre la incertidumbre
por no tener los mapas de este nuevo camino

Correr sin tocar la tierra
Lanzarse a volar verdadera
con la mujer de aire
bebiéndose los sorbos 
de su propio lamento

Tiemblan los sueños que ayer fueran míos
¡Qué alguien pare este mundo!
Para bajarme del cielo
y dejar de contemplarme
feroz y acorralada
en la tierra del hombre

Luna vacía de Alejandría:
tenías la calma de mi corazón
mucho antes de que aullase bajo tu halo
aquella loba incendiada

Retales de una vida
recuerdos de días de dicha
fotos con cara de felicidad
vestigios de otro llanto
en crudo y amarillo
dolor y desatino
coraje
y siempre
siempre
super viviente alada
del mismo extraño final...

Me quito la venda
cuando puedo
cuando el puñal me hiere púrpura
mientras regresa la luz
a la morada del alma
y permito
que me recubra el cristal
de la esperanza

…Mientras regresa a mi otoño
mi niña aliada...
La que me escucha y me araña en cada duda
la que me habita en el jade y la ternura
la que me intuye y me avala
la que habla cuando calla
la que sabe volver a comenzarse
regalarme la magia para un nuevo sueño
la que besa limpia y llana
el cielo azul de mis auroras

La que me trae nuevos vuelos
nuevas ramas con alas
poemas hechos flores para el viento
palabras hechas causas que me levantan del suelo
abrazos hermanos
reencontrados
en el mismo lugar que ayer los perdí

... Y otro día más al despertar…  Nuevos kilómetros cero
bailando con la vida...
***


Hoy sí me comprometo:
avanzo en este sino de amor mío desnudo 
aprenderé descalza de este mundo
reencontraré razones 
para latir mi pulso junto a ti
preciosamente aquí 
y ahora 
y sin coraza

Reescribiré mi voz para templarla
para que cante y te arrulle y también sea tuya

Le prenderé un fuegodeaire a la palabra
y nada será todo nuevamente
en un soplo de beso y vida

Amor será canícula 
hoguera que te habite 
que te halle desnudo
Amor será tu lluvia
mi tierra prometida
el árbol dónde crezca  
la más dulce savia

Amar será la fuerza y  el bagaje
el único destino franqueable
y el equipaje ligero
del que seremos los dueños 

Amor será camino
llanura y horizonte 
eclipse y alta mar
océano infinito
en libertad

Amar...
alzarse a los sentidos 
recomenzar contigo
el mundo


“mujer de aire”


viernes, 15 de noviembre de 2013

Si un poeta se enamora de ti...


Si un poeta se enamora de ti…
Tendrás que acostumbrarte a su torpeza
A su particular manera de transgredirlo todo
A su hermosa tristeza tras los ojos
A sus mil y un recodos, a sus cien averías,
a sus cantos, sus esquinas, a su inocencia herida 
A su boca de bala…
A su niño interior, a su niño por fuera,
a sus cien mil infantes bailando con la vida
Tendrás que convivir con la utopía,
que se siente a tu mesa y se beba tu vino,
que se oville en tu cama hasta el amanecer
que desnude tu celo y se enrede en tu ser

Si un poeta te ama…
Tendrás que acostumbrarte a que te lleve en su verso
A la daga y el fuego en la palabra,
a la tierra minada de sus sueños,
al puto resplandor de su mirada,
al ciervo mestizo que recorre su sangre,
a sus manos de rama,
a su beso endiablado, a sus huesos de blanda esperanza,
a su cielo clemátide, a que vuele y se alce y te abandone un poco
A que regrese roto, a que quiera salvarte del mundo,
a que quiera salvarte de él
A que duerma en tu piel
y se escriba en tu sueño otra historia, otro nombre, otra aurora
Si un poeta se enamora de ti…
Tendrás que armarte de paciencia,
creer de nuevo en la belleza, en el vuelco, en los sueños de aire
Morir en la derrota humana
Tendrás que levantarte una mañana
Y preguntarte al leerlo: ¿Este soy yo? ¿Así es como me ama?
Y querrás que te borre en lo escrito, 
o querrás que te nombre
y  te lleve a un camino donde seas motivo y leyenda 
que hilvane su boca proscrita
Si un poeta se enamora de ti,
entonces, estarás perdido…
Tendrás que contagiarte de su mala cabeza,
beberte su locura, sorbo tras sorbo,
amar como los ciegos su roja libertad,
vivir en la palabra y saber que no has de morir nunca,
porque si un poeta te ama de verdad…

Tendrás que acostumbrarte
a ser poema

“Mujer de aire”