lunes, 6 de agosto de 2012

la diana



El mentiroso
el del pasado sin dónde
el del llanto de sauce y el cansancio de roble
el que amansaba con tiento a sus cuervos
el de la sombra y la niebla mordiendo
el de su dios y su bestia
el del hambre de mundo
el del saco de orgullo
el “honesto”
el que amaba mintiendo
el de la culpa y la pena
el de enfrentarse al nosotros desde la piel del erizo
el del maldito nosotros
el cobarde
el mezquino
el que negaba a su sangre
el innombrable




   Yo la diana
la terca 
la noble
la necia 
la insensata 
la que perdió por su amor a la niña de jade
la del tambor en el alma por callarse

la del tambor en el alma por negarle
la del tambor en el alma por saciarse las fieras
con su nombre

7 comentarios:

Oréadas dijo...

A los mentirosos puerta, y a las dianas palabras que vuelen en su centro.
Besitos Mayde

Laura Caro dijo...

Echas fuego, mi niña... Pero es lo mejor que puedes hacer, echarlo todo, hasta que ya no duela...

A los menrirosos, puerta, como dice nuestra amiga, puerta con golpe en las narices...

Un abreazo, trilli.

Muñekita Cat dijo...


Hola!
Tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs de Turismo y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacate@gmail.com

Saludoss!!

doble visión dijo...

Mayde, quería dejarte un beso enorme de mi parte...Necesito recuperar mi senda por los blogs poéticos!

:)

Terly dijo...

Las aguas deben volver a su cauce y cuando esto suceda, entenderás estos versos:
Un beso.

NI FU, NI FA…

Oscilante pasaste por mi vida
cual efímera llama de una vela,
tu calor, casi imperceptible,
tu luz, tenua, mortecina.

JJRME (Terly)

Cielo dijo...

Enhorabuena por el blog
y por ese encuentro de poesía en red
sin duda es genial trabajar y
luchar por la poesía.

Un abrazo.

Anna Calero dijo...

eeeea...que grangde que eres...

los mentirosos pasan por el mundo sin dejar huella de verdad, son absolutamente cristalinos.

y tu mi cielo, tienes luz porque eres realidad...como dicen por ahí arribica, puerta.

mil besillos de los míos, ya sabes, de toico corasong,
anna "mismamente"