lunes, 29 de septiembre de 2014

La piel de una cometa







No sé, si llegarás a comprender que mi amor es un lienzo que se abre y prefiere los colores de la suerte: el rojo, el verdi-azul, el amarillo... pero amarillo-ocre, ¡eh! El magenta; ese precioso color que se desborda y que nunca atina a definir la boca de un hombre. 
No sé si sabrás reconocerte, como yo de otro mundo mucho más fuera y más lejos de éste. Un lugar inexistente  para la gente de a pie, o la que sólo cree en lo que ve por la tele, o se lee o se comenta o triunfa con unos cuantos "me gustas" en Facebook.
No sé si entenderás, o acaso habrás vivido,  la lenta cadencia de las horas; cuando la soledad galopa y es como una patria reconquistada y vencida ante uno mismo, para salir victorioso en las derrotas.
No sé si buscas o esperas alguna cosa concreta; o simplemente inauguras cada día como si fuese un estreno y te conformas, como yo, con todas las pequeñas cosas que están llenísimas de vida...
Si me imaginas, cuando despunta el alba y a veces tengo frío y sin embargo un fuego,  un verdadero fuego entre las manos; hace que me levante y tenga que sangrarlo todo frente a un café y un duende que cree tener una vida propia y angosta en mi cabeza.

No sé si aceptarás que sea adicta al chocolate... Al auténtico negro y macizo que me ha salvado tantas veces de errores y  otras adicciones. 
No sé si entenderás que mi amor siempre se busca en equilibrio preciso; que prefiere el alma, el tacto  y la lluvia, que la efímera belleza de los cuerpos perfectos de hoy en día. 
Si acaso te imaginas, que soy como un cervatillo herido y al mismo tiempo valiente y veloz, y por momentos voraz y frágil.
Que mi ciudad es el puño que aprieto, para decirle ¡Basta! cuando su sed me atrapa. Que mi palabra también basta para ahuyentarme lejísimos a todos los fantasmas: Amores-Amantes-Fantasmas, qué no sé por qué coño, a veces, insisten en tomar algún billete de vuelta a mis raíces. Yo ¿raíces? que vivo simplemente reiterando que "el pasado me ha hecho este presente" y que ahora ya nunca, pero que nunca, nunca, regreso a los andamios del fracaso.

No sé si aprenderás mi nombre secreto y podrás deletrearlo con la mano abierta en el pecho y una sonrisa en los labios. Si sabrás algún día que mi piel es de campo, como los jilgueros y que aunque carezca de plumas, cada amanecer me siento libre como un ave.
Que respiro, canto, calzo poemas, danzo en secreto y casi siempre desnuda. Que no me contagio nunca de la vergüenza ajena, o la costumbre, ni derrocho mi vida con quien no tiene ese tiempo preciso-precioso para la vida y la lumbre.
No sé si alguna vez te habré dicho que soy una mujer tan geminiana, que hoy vivo de la niña que quise desterrar de adolescente. Que tengo, dicen que tengo, el este puesto en Leo, mi Leo, y que eso teóricamente me hace más constante, más firme, más noble. Pero sólo lo dicen y los astros también juegan a conocerse a sí mismos mientras tratan de conocernos a nosotros.

Aunque lo que sí siento y afirmo es que estoy aquí para algo preciso, que aún no me ha contado nadie. 
Y mientras tanto; levanto, trazo mis propias cometas, mis delfines, intento que mi vida sea libre y cuando escribo; yo quiero que los versos contengan a alazanes. Me firma los poemas una "mujer de aire" y yo,le voy resumiendo mis memorias o mis incendios a golpe de palabra, bucle y avance... 
Y a día de hoy soy, sólo soy esta voz. 
La sed de una Cometa. 
¡El fuego para el Aire!

"mujer de aire"



domingo, 28 de septiembre de 2014

De niña me inventé una mujer de aire



* Imagen de Teresa Salvador, "Fábulas" en Flickr

De niña me inventé una mujer de aire.
Necesitaba un rescate en este mundo.
Contar con una heroína. Tener un objetivo 
para la vida.
Trazar a mi futura mujer indestructible.
Yo, que de niña fui tan feliz como ingenua,
que andaba con los sueños en la frente y siempre 
de puntillas. Más cerca del aire
que de la tierra.
Yo soñaba crecer y ser de aire.
Porque nada era más fuerte y más libre que el aire.
y porque nada era más impredecible.
Pero de niña yo no sabía aún que impredecible
era casi lo mismo que vértigo.
Que libertad era alma, pan, laguna.
Que también era fragata y soledad.

Libertad era el antagonismo de cuerda.
El antagonismo de Hombre.
El antagonismo de Amor.

De ese amor austero y egoísta 
que corre por el mundo
mi libertad iba a ser
su desorden.

"mujer de aire"


sábado, 27 de septiembre de 2014

Diálogos



Retiro

_¿Te vas?
_ Sí
_ ¿A dónde?
_ A cualquier lugar lejos de aquí
_ ¿Por qué?
_ Necesito vivir despacio


Pequeña Isla

_¿Por qué escribes poesía?
_ No sé escribir un árbol. No sé escribir cansancio, ni espera, ni bagaje. No sé decir adiós, ni sé llorar por fuera, lejos de las palabras. No sé rimar aún la lluvia.
_¿Estás llorando?
_ No, sólo escribo poesía. Sólo escribo una isla donde a veces me salvo.

Aullido

_ ¿Te acordarás de mí cuando esté lejos?
_ No, cuando esté lejos de ti sólo seré silencio. Sólo tendré este aullido y este segundo en las manos. Sólo tendré este reloj sin tiempo. Solamente este aullido, esta mujer sin aire.



viernes, 26 de septiembre de 2014

No me conviene este amor...




No me conviene este amor que empieza entre los dedos
y olvida el corazón, la sin razón, 
la acción, el beso...
No he de subir la escalera de este amor 
que busca dentro de tu voz 
y no encuentra el eco-repetición
Un amor que sin tiempo para amor
se reduce a "ahora no" 

a un "hasta dentro de un tiempo..."
Un amor que es sólo de ojos 
de adioses, de hasta luegos
Un amor de no voz, un amor de silencios

Ya sé que a veces me muestro o soy más Fuego

que Aire, que no sé comprender el amor
que no se arriesga a labio por instinto
Que no mira hacia fuera y sabe leer dentro
Que no otea el deseo, q
ue no contempla el fuego 
y ruge desde el pecho
                 No es amor para un Leo, ese amor...

No volveré a escuchar este pulsímetro
Ni tic-tac corazón, ni paciencia, 

ni verso para error
No he de volver a mirarlo a ojos fuego
Ni soñaré que es mi sueño
Ni escribiré para el vértigo
No, cometeré este amor
en blanco y negro

si yo vibro en color

No comprendo el reverso
de un amor aplazado a final de proyectos
A mejores momentos, a la espera en el luego
al tengo mucho jaleo y no puedo concederme 

el tiempo para "amor", 
O "no es el momento preciso" 
pronto será Octubre y uf Octubre... 

Siempre será Octubre en este amor no nuestro
Siempre será mi voz vibrando en tu silencio
Siempre será mi cometa de viento la que derroche 

el insomnio de otra noche
Siempre será la lluvia entre los ojos
La risa limpia o el llanto de la lluvia
La niña en el espejo de los ojos
Mi mirada o mi verso abriendo fuego o juego

Escribiendo a destiempo a tu niño de amor
....Pero ya no

En alas del sentimiento y la razón, 
ya sólo me conecto a tiempo real
a vivir o latir en presente
Ya sólo aprendo a ser un ser impaciente
en materia de amor. Si siento: ¡vibro...!
Si siento: ¡voy a vivirlo!
Sé que alguna vez he sido un libro entreabierto
Que me han leído al milímetro 

las noches, los sueños, las manos, los versos
Me ha leído hasta la voz del viento
y tú, no...

Pero me doy perfecta cuenta

y no quiero el deseo de este amor
que es un "no puedo"
No esperaré a un amor que no se sabe amor
Un amor que siempre será Octubre
                              y siempre dirá luego


Un indeciso-amor-de-aire 

Amor-niño-perdido entre la arena 
y las sombra del tiempo
Entre la piel y el deseo
Entre el volcán y el témpano

Regreso de vuelta a mi cerebro

Él no puede comprender a un amor que es de agua
y me quema en los dedos
Pero pronto será Octubre y yo,
voy a olvidar su canción...

Voy a dejar de escribir a este amor
para ser Viento

Voy a dejar de vivir este amor
para ser Voz

"mujer de aire"


miércoles, 24 de septiembre de 2014

Soy, por todo eso soy



Soy una sola voz con lágrima de lluvia
Soy el pentagrama donde vibra tu música
Soy tan sólo una pequeña nota
un átomo de Adagio
Soy la mujer de los labios
y el verso de los rasgados

Soy un corazón de jungla en vela por el verso de la vida
Soy la piel donde un día te inclinarás de rodillas

Una elección de los días por encima del asfalto

Una leyenda que sueña para vivírtela en blanco

Soy el rigor del no tiempo
el vértigo de un domingo 
colgado del calendario
Soy tu octubre entre las manos
mi verde junio en los nudillos
correteando en los versos cuando no sé de ti
Soy el principio de un gesto
y el gesto de un armadillo

Soy una mujer caucásica, calidoscópica, leónida
Apátrida y mil veces mil la misma canción
para labio, guitarra, pulso, tacto
Soy sólo una no-acción que se reclama
Una estación del camino donde tu nombre ha hecho nido
Y todo soy o he de ser
porque ya he sido
la mujer de la tierra sin mundo
sobre el lienzo que pintaba una niña
en la panza de un cometa

Soy la sed de fantasía, la válvula de escape
hacia otra vida, vida
La boca que te sueña para agua, calle
 región, sueño, alfabeto
Soy el pacto del secreto 
y el beso que no has pactado
El abrazo que vas a estrenar 
contra tus miedos
cualquier día de lluvia
de este inaudito otoño

Soy lo que nunca prometo
Lo que a veces susurro mientras duermes
El beso que aún me debes
y no he de recordarte
porque bien lo sabes tú

Soy la que empieza en tu nombre
y acaba en mis raíces
para polvo de todo o sin ti, de furia 
Soy la mujer que te mira y te desnuda
La que a veces te sana y te resume
La que otras te enfrenta y te diluye

Soy,  tan sólo
lo que nunca otra boca te habrá definido
Lo que nunca ninguna habrá construido en ti
precisamente así, de esta manera mía
Soy, por qué no decirlo...
Tan verdadera como loba
Tan luz como principio del abismo
Tan infinita como hondamente 
mía o nuestra
Soy tan desnudo como vertiginosamente
abrigo para cualquier calvario de tus dudas
Color para la hoguera que desnudas 
 Abalorio de tus sueños
y tus mejores bocetos


Soy, tan sólo soy
porque te creo, creo en ti
y alguna vez intuyo
que sin quererlo así
a veces,
me miras o me huyes
Suspiras hacia adentro y te delatas
Y aunque no digas nada
Me imagino o tal vez sea que lo sueño,
que sin quererlo tú,
también estás siendo

"mujer de aire"

martes, 23 de septiembre de 2014

Yo sé que busco...




Yo sé que busco, aún busco una paz sin mordazas... 
Un territorio del alma donde aprender a navegar y volar sin nombre. Sin ningún afán de gloria. 
Sin ningún cerco del hombre sin nombre, que me hizo ser cometa.
Busco, acaso busco la nobleza de la infancia que viví. 
Un "ser y estoy aquí" porque respiro y vibro. Un verdadero motivo de mí y un amor cognitivo que me deje latir sin que las pequeñas diosas que contemplan mi camino, tengan que decirme: "esto no lo tomes", "esto no lo elijas", "esto es otra herida"

Busco, tal vez lo que busco es; un abalorio de rarezas insólitas que me dejen vestir junto a otra piel la aurora, la sed de mar, horizonte y soledades, para arrancarnos del pecho a los cautivos.  

Y así volar contigo, jirón libre de mí, caucásico rumor de libertad sin cuerdas; sacar la voz al viento para decir adiós por siempre a todos los pro-hombres, a todos los desiertos,  a todos los desguaces de amor en blanco y negro.

Busco, ya solamente busco poder latir aquí y ahora al unísono contigo, con los sueños intactos y de estreno, con el camino en blanco a por los sueños. Con el Pegaso cierto de los años y de sabernos al fin a salvo. 


Y sé, que sólo busco...
Porque tantas veces de trapo yo rota, quebrada niña vencida... 
Yo muñeca en las horas, quimera de amor, hechicera sin mago. Yo cáscara, ceniza, sal, lágrima y piel, dádiva y lava de amor. Pasajera sin pasaje. Yo, sin ateroma de culpa. Yo en la voz que me desnuda. Yo, ama del abandono. 
Desnuda yo de todo lo que al fin logré morir en mí. Y al fin muerta de aquella y de todo lo que no me conecta con la vida, el árbol y la rama, sigo buscando y sin saber bien lo que busco desentierro poemas del lodo, abandono la pose del No y la resistencia.
Por que al fin, hoy... 
Rota muñeca, yo. Rota niña azul de carne, hueso y trapo. Rota cometa de blanco y raso vuelo. Libre ave de paso en mujer de mí o del aire... 
Por fin: me miro compasiva y me construyo. 
Me pinto los ojos del espejo y me voy resumiendo entre sonrisa y silencio, a trazos. 
Y a día de hoy: escribo, arriesgo, asumo. Pinto una vida a mi delirio. Vibro, elijo, respiro y al fin por fin:                                                                          me Amo

domingo, 21 de septiembre de 2014

Confesiones...


Pero es que no te me enciendes
y yo, 
que como fuego he vivido asumiendo 
una tras otra la derrota... 
Quemando mis errores de amor 
Ya sólo emprendo viajes que no conlleven riesgo
Billetes de ida y vuelta al corazón...
Ya sólo pongo este pecho y mi voz en el intento
cuando busco en la calma de las noches
algún lenguaje que me hable sin palabras 
y me diga, si acaso estoy viviendo 
"esto" por los dos
Si eres tú quien tiene miedo o si soy yo
Y me observo, te observo
a espejos de silencio 
y no aprendo a leerte
aún y me contengo
Porque ya he vivido el riesgo
de dejarme fluir y caerme de todo y de mí
Caer desde la cumbre y romper en mil mis egos 
y sus nombres
Y sé, que siempre vuelvo a levantarme
Que la que danza el aire también me danza a mí
Que por ella regreso a la que siempre fui 
Y a día de hoy, conozco bien mis fuerzas
y que el fuego, aunque lo niegue, a mí siempre me salva.
Que sólo necesito de un corazón con alas, de alma noble, 
y si no escribe palabras, no me importa
y a veces me anticipo 
y las escribo yo...
Entonces abro el fuego del amor
Las palmas de las manos que conoces 
son las que me recogen, me conducen, 
me limpian como el agua
y cuando digo y escribo "soy del aire"
sé que en mí empieza un combate a pecho abierto
de fuego sobre aire y aire sobre fuego
Y así me voy viviendo; en ciclotimia perpetua,
en las jaulas del Yo
Y sólo sobrevivo si logro resolverme
desde adentro, respirar desde el vientre, 
regresar a mi núcleo, a mi centro
con la mente más limpia del aire
Dar gracias a la voz de la mujer cometa 
que vive en mi cabeza y es tan valiente 
que se atreve a sacarme los balazos del pecho 
Que asume abiertamente la piel de los sentidos
el tic-tac del latido
porque sin él, lo sabemos: nada somos

Y tantas veces le pido
¡Qué me devuelva el aire y me gobierne!
Que no me venza el fuego, 
que sea el aire quien me salve y me pronuncie
a mí, que el hambre de otras veces me llevó
al mismo error de hombre-hambre-pequeña muerte mía

Ahora que al fin crezco y comprendo 
que los silencios son grandes episodios
Que casi son como ángeles de paso que nos velan
Tus ojos dicen Sí, si me contemplan
Tu temor dice No, si te contemplo yo
con estos ojos vivos para el fuego
que no aprendo a esconderme del mundo

Y últimamente me he dicho varias veces:
"No sé calzarme este amor si sólo es un instinto 
que no se atreve a sucederme"
Y a veces me confunde, parece que se lee 
y me lee y nos lee y otras es tan ciego
Y al mismo tiempo, sucede, me sucede...
No sé apagarme este amor aunque sea fuego
porque si acaso es verdad 
que su canción es del agua
ha de poder salvarme del error 
Regarme desde adentro el corazón
Vivirme desde adentro y desde el ascua
para dejarme ser libre y mujer-siempre-de-aire 
Y tú; para mi aire, mi sueño y mi equipaje 
Mi cometa perfecta de aprender a volar...
Para dejar de escribir 
y simplemente amar y hallarnos libres 
con este amor a cuestas
que para el fuego y el aire 
se encienda


"mujer de aire"



viernes, 19 de septiembre de 2014

Vídeo poema "Cometas en la Sangre"


Este poema lo escribí, como participación en un recital contra la violencia de género y posteriormente quise adaptarlo para llevarlo a Slam, porque me parece un tema necesario y obligado en estos tiempos que siguen corriendo, a día de hoy, para la mujer. 


Y este es el resultado...

 

COMETAS EN LA SANGRE

¡Sí yo llevo cometas! ¡Aviones en la sangre!
Si ya me vi temblando en este cuerpo
cada vez que intentado la daga del amor en boca equivocada...
Si me han dejado aquí para parirme cien veces
en carne de la hembra
y ser tierra del hombre y Pangea
Y hoy me siento perdida por su error,
y a mi aire, a mi cielo, a la madre
y hacia mi verbo huyo...

Y dime, ¿adónde tú? 
Si en mi vientre copulan semilleros de astros
Si en mi pueblo del Sur 
el diablo ha quedado vapuleado y sin rabo
Si llevo siete lustros 
intentando la luz y la fe de la entrega
incendiando la tierra del hombre
caminando descalza sobre ascuas
y avalando las causas que se alzan con nombre de mujer

Si mi linaje, el de la Eva es
y muerdo la manzana de la vida
Y de la lágrima nazco
de la herida y el látigo del hombre
me he construido Torre

Y dónde el hombre...
Al sueño de mi sueño verdadero
Alud que sepa amarme y me combata 
Y no me rasgue las telas
ni me vea simple jirón o costilla de la primera Eva

Si en mí la tierra fértil
cuando abro hacia el cielo mis muslos
¿En qué lugar tu mundo?
¿En qué lugar perdiste el don de la ternura?
Y en que tierra de sombras ¿Tu hombre se hizo bestia?
Y dime, quién tutela tus cofres del tesoro
si con los ojos vendados vas
y con el alma cerrada te lanzas al amor

¿Por qué esperas comprarme con joyas y lisonjas?
Si yo, desnuda de abalorios voy y calzo otro lenguaje
Y en mi camino soy: la sola voz del Aire

Si simplemente escribo lo vivido y aún siento que estoy
en peligro perpetuo de extinción
cada vez que a una hermana le levantan la voz
o la golpean
con la mirada fría o turbulenta...

Si llevo siete vidas felinas de mujer
Intentando un destino de tu piel con mi piel
Poniendo todo en juego por mi cumbre de luz y tu apertura

Si me han tachado de loca o de bruja
y simplemente soy la que se intenta Dakini
y aún es loba
la que llega desnuda a la colina
la que llora como tú por otra vida

Si yo creo, me creo
doy a luz a tus hijos
y sangro, me desangro
y vuelvo a ser la brea de la vida
¡Mírame! Si he abierto los brazos en cruz
y ya no quedan balas para mi pecho de fuego

Si yo soy la de Nadie
Yo soy la del Aire
Si yo soplo y enciendo vuestros mundos
Si yo con estos dedos resuelvo tu equilibrio
Si yo soy la que VIBRO y la que ESCRIBE
en el AIRE:

MI NOMBRE, MI BORLA, MI PIEL
MI HONRA, DE MUJER

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Una soledad... (Vídeopoema)



"Tengo, una soledad tan hilvanada...
Una soledad de vértices y cofres, de sueños 
y mandalas..."


domingo, 14 de septiembre de 2014

Una canción...(ya avisé, que cuando volviese de vacaciones iba a escribir alguna canción)


     (*Bueno, ya sé que no es muy buena, pero como yo de niña inventaba canciones y ando tratando de recuperar a mi niña, 
pues vais a tener que sufrirme un poco)

Canción para una estación

Como me conozco...
Me desenredo este amor de entre los dedos 
y escribo una estación para los sueños
Una canción, por si llega el invierno 
antes que tú

Como me conozco
y sé que sólo aprendo en la derrota
me borro esta emergencia de la boca
y voy hacia otra parte
y estoy detrás de ti 
Y ahí me reconforta
vivir descalza en tu distancia
Vistiéndome de rosa la esperanza
y toda esta ciudad se me hace poca
si tengo que cantarla, aún lejos de ti

Como me desembozo,
los riesgos del silencio con los rojos
dibujo un corazón de mimbre en tu país
y olvido aquel incendio de los versos
que me quemaba sin ti
y ahora sé que puedo 
escribir una estación a mi capricho
por si llega el invierno
y siento frío
y tú no eres mi abrigo
y tú no estás aquí

Como me conozco
y sé que soy un ser que me disperso
me guardo los paisajes de tu cuerpo
y pinto una ilusión en paralelo
que me deje olvidarme 
un poquito de ti

Y entonces me libero...
Invento una mentira, un hombre nuevo 
con más de cinco sentidos 
abiertos al unísono
Y danzo con su brisa y mi equilibrio 
Su música y mi voz, el ritmo
Su boca que se lanza y canta como yo
Y empiezo a darle cuerda al corazón del aullido 
y empiezo a darle voz 
a este silencio de amor

Y yo voy y le digo:
Si lo sientes, ¡vívelo conmigo!
Dale rima al corazón de los motivos
Dale voz a esta insensata incordura de amor
                                             ¡¡La, la,la!!
Sí lo sientes, ¡vívelo conmigo!
Dale a mi ritmo cuerda, a mi latido
Dale un toque a mi amor, que se resuelva
Dale un toque a mi mente, que me resuelva yo
                                             ¡¡Wow, oh, oh!!
(Bis)
Y yo voy y le digo:
Si lo sientes, ¡vívelo conmigo!
Dale rima al corazón de los aullidos
Dale voz a mi incordura insensata de amor
                                             ¡¡Wow, oh, oh !!
Dale a mi ritmo cuerda, a mi latido 
Dale un toque a mi amor, que se resuelva
Dale un toque a mi mente,que me resuelva yo
                                             ¡¡ La, la, la !!


(* aún tengo que pensarme bien la música, que está bailando en mi cabeza... La, la, la...)   

viernes, 12 de septiembre de 2014

Sin prisa, ni calendarios


Cuando asomes por el cauce de mis noches
Cuando puedas ya leerme sin prisa, ni calendarios
O mirarme a los ojos sin buscar diccionarios
para entender los silencios de una mujer cometa
Cuando toda la belleza, que he estado derramando, 
sea absurda
y lo cursi se haga fiero y te desgarre...
Cuando entres 
(si es que entras)
en territorio de nadie y descubras mi mujer 
viviéndose en el ascua
Sé, que vas a huirme por instinto
Porque eres hombre de aire
y volarás tu deseo lejísimos de mí
Tan lejos, como el mismísimo Venus

Y yo querré cerrar los puños,
decir que el mundo es cobarde,
expulsar salvajemente a esta mujer de aire
que baila cada noche en mi cabeza
Tratar de ser lo que no soy,
borrarme en lo que fui,
reírme de mi herida y de mis sombras
Acostumbrarme de una jodida vez
a esta vida no niña
de tener que pronunciarme mujer en una tierra
domada por los hombres

Pero cuando puedas abrirte hacia tus cofres
y amarrar dueño de ti o de tu tiempo:
el dolor de cada duelo,
tu quietud de ala quebrada,
tu sueño y la esperanza de amor
de tu niño-ilusiones

Cuando llores tantas lágrimas
como yo misma lloré
y te desnudes 
y te asomes 
a mi niña y a mi piel 
y ahí me estés mirando y tú, 
también te veas...

Entonces, 
yo no sabré dónde 
esconderme este amor...
Yo no sabré verte desnudo
y contener mi deseo 
entre los dedos
Yo no sabré andar palabras
ni crujirme en las noches
el corazón del agua
mientras llegabas tú

Cuando el rock and roll de los heridos
nos construya o nos destierre
Yo, no volveré a levantarte versos como cumbres
para decirte ¡ven! tan inocentemente como en vano
Ya no daré la vuelta a tus palabras
ni dormiré en la pausa de la espera
Ya no seré nunca más cursi
ni viviré en el lecho de un poema

Sólo seré verdadera
Sólo seré lo que soy y lo que siento

Sólo seré 
Y tú, 
serás mi espejo

"mujer de aire"

viernes, 5 de septiembre de 2014

Cometas en la sangre (2)




No puedo acabar este poemario
Yo que antaño besaba 
animales de asfalto
y hombres tristes
Ahora contemplo 
a un hombre 
tierno
y me deshago

No sabría decirlo de otra manera
es como un antes y un después
de lo que siempre debí 
haber aprendido
para elegir
bien
    el amor
    la quietud 
    la efervescencia

Hablo con mi mujer adulta
y en mi cabeza responde
la eterna golondrina 
He migrado estaciones
y con los años
he cambiado al amor
varias veces de nombre
Pero ahora solamente
me detengo
contemplo 
a un hombre 
tierno 
que aun no
me ha besado
y no puedo
no puedo 
sin su beso
acabar este 
poemario



jueves, 4 de septiembre de 2014

Remedio contra la impaciencia (vídeo montaje)



Imagen de Teresa Salvador, "Fábulas" en Flickr

Deja que avance el otoño, 
que el pulso de septiembre adentre y se recoja, 
que la humedad se abrevie y la tarde sea corta, 
que el día sea un concierto de ocres y amarillos

Deja que ordene mi casa, mis pasos, mis motivos 

Deja que me resuelva y te resuelva conmigo
Deja que me constele y regrese, 
que llore dignamente, 
que barra la ceniza de la sombra


Y al amor, si es que llega

Déjalo que se nombre...